sábado, 8 de marzo de 2014

La ocupación neandertal en el centro de Iberia es más antigua de lo que se pensaba

La ocupación neandertal en el centro de Iberia es más antigua de lo que se pensaba
Un equipo internacional de investigadores, con participación española, ha constatado que la ocupación neandertal en el yacimiento de Jarama VI (Guadalajara) es 20.000 años más antigua de lo pensado, llegando a los 50.000 años de antigüedad.

Esta es la principal conclusión de un estudio publicado en la revista Quaternary Research, en el que han participado investigadores de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

En una nota de prensa, la UNED explica que hasta hace un par de años, la comunidad científica pensaba que los neandertales —Homo neanderthalensis— ocuparon Jarama VI hace unos 30.000 años y que ese abrigo rocoso fue una de sus últimas moradas en la península.

Las técnicas utilizadas se limitaban al carbono 14, impreciso para medir períodos de tiempo superiores a 50.000 años.

Sin embargo, se han estudiado los sedimentos con métodos más avanzados y se concluye que la ocupación es anterior.

"Con este trabajo demostramos que esas ocupaciones neandertales son mucho más antiguas y se remontan a hace unos 50.000 años como mínimo", detalla Jesús F. Jordá, del departamento de Prehistoria y Arqueología de la UNED y uno de los autores del estudio.

Este trabajo confirma las fechas publicadas hace un año en la revista PNAS: el paso por el sur de Iberia de los últimos neandertales se remonta a hace unos 45.000 años y no 30.000 años.

El último análisis de las muestras descarta además que, en una fecha más reciente, en la cavidad habitara una comunidad de Homo sapiens, el sucesor natural de los neandertales.

Los restos son inequívocamente atribuibles a un grupo constituido por humanos de la especie Homo neanderthalensis. Con estas últimas dataciones, los científicos descartan de forma tajante que el yacimiento fuera una de las últimas moradas de los neandertales en la península y que éstos coincidieran aquí con los humanos modernos —Homo sapiens—, como también se apuntaba.

"Con los datos actuales, en el centro de Iberia, entre la extinción de los neandertales y la llegada de los primeros humanos modernos hay un vacío poblacional de más de 20.000 años", subraya Jordá.

No obstante, "queda por verificar si en el sur de Iberia —en Cueva Antón (Murcia) y Gibraltar— los neandertales llegaron hasta fechas más recientes y coincidieron con los sapiens".

Con los datos publicados hasta ahora, los expertos sugieren que el último refugio de los neandertales en Iberia pudo estar en la cornisa cantábrica, donde existen indicios de que coincidieron con los humanos modernos, tal y como revelan diferentes estudios, entre ellos uno realizado en la cueva de la Güelga (Asturias).

En ese estudio dado a conocer en mayo de 2013, se señalaba que neandertales y humanos modernos pudieron convivir en Asturias hace 40.000 años.

Para este nuevo trabajo, los científicos se centraron en dos líneas de investigación: el análisis de los sedimentos que componen los diferentes niveles del yacimiento y el estudio de la cronología de estos estratos.

Para la primera línea usaron técnicas de sedimentología y micromorfología —que estudian las características de los granos y los rasgos dejados por los procesos sedimentarios, respectivamente—, y para la segunda, la técnica de la luminiscencia basada en la medición de la luz que emiten los cristales de los minerales cuando se ven sometidos a calentamiento o son expuestos a la luz, visible o infrarroja.

Además de la UNED, han participado el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, la Universidad de Burgos, la de Colonia (Alemania), el Museo Neanderthal de Mettman (Alemania) y la Universidad Nacional Australiana.

EFE

Sé el primero en comentar

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP