jueves, 28 de marzo de 2013

Los científicos afinan la edad de los neandertales de El Sidrón

Los científicos afinan la edad de los neandertales de El Sidrón 
Un estudio ha precisado la antigüedad de los restos humanos neandertales de la cueva de El Sidrón (Asturias), sobre los que mediciones anteriores proporcionaron datos poco exactos. La aplicación de un pretratamiento para reducir la contaminación por carbono moderno ha conseguido disminuir el margen de error de 40.000 a solo 3.200 años.

La cueva de El Sidrón, en Asturias, es uno de los yacimientos neandertales más occidentales de la península, con gran cantidad de restos de esa especie, junto con las herramientas líticas que utilizaban.

Ahora, gracias al desarrollo de nuevos procedimientos analíticos, un equipo de investigación coordinado desde la Universidad de Oviedo ha logrado afinar la edad de estas poblaciones neandertales asturianas.

La edad de los restos de El Sidrón puede ser un dato importante en la discusión sobre cuándo se produjo la transición de neandertales a sapiens en Europa.

“Algunas dataciones anteriores, que dieron una antigüedad de solo 10.000 años, son aberrantes y no se pueden considerar creíbles. Serían muy controvertidas en la discusión sobre cuándo se extinguió el Homo neanderthalensis”, asegura a SINC Marco de la Rasilla, coordinador del equipo de investigación.

Para ajustar la edad de estos neandertales, De La Rasilla y su equipo han comparado anteriores resultados del Laboratorio de Ciencias del Clima y del Medioambiente francés (LSCE, por sus siglas originales), con nuevos datos obtenidos por la Unidad de Acelerador de Radiocarbono de Oxford (ORAU).

Las dataciones ofrecidas por ambos laboratorios permiten asegurar que los neandertales de la cueva asturiana vivieron hace 49.000 años.

Contaminación 'rejuvenece' las muestras

“La anterior medida de 10.000 años para este episodio se debió a un problema de contaminación”, explica De La Rasilla.

El método de datación más utilizado en arqueología es el carbono-14, que mide la antigüedad del carbono presente en un objeto. Si la muestra se contamina por carbono moderno, u otras sustancias, podría parecer más joven de lo que realmente es.

La nueva datación con carbono-14 en el laboratorio ORAU de Oxford fue precedida por un tratamiento muy sofisticado de ultrafiltración para reducir al máximo la contaminación. El resultado reveló que los restos tenían entre 45.200 y 51.600 años de antigüedad.

La media ponderada entre este dato y los obtenidos anteriormente por el laboratorio francés, que había sido sometido a otro pretratamiento con ninhidrina para eliminar contaminantes, sitúa a los habitantes neandertales de El Sidrón hace 49.000 años.

“El hecho de que dos laboratorios diferentes, utilizando tratamientos distintos, hayan llegado a cifras parecidas, da aún más fiabilidad a esta fecha” concluye De La Rasilla.

SINC

jueves, 21 de marzo de 2013

Científicos de España y China estudian fósiles humanos del Pleistoceno asiático

Científicos de España y China estudian fósiles humanos del Pleistoceno asiático 
El Grupo de Antropología Dental del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, junto con investigadores de Pekín, acaban de publicar en la revista Journal of Human Evolution un trabajo sobre los dientes fósiles de Panxian Dadong, uno de los yacimientos más importantes del Pleistoceno Medio en el continente asiático.

El Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) ha formalizado su colaboración con el Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología (IVPP) de Pekín, cuyo objetivo principal es la investigación conjunta de los dientes humanos fósiles de los yacimientos más emblemáticos de China continental, entre los que se encuentran Panxian Dadong, Hexian y Yiyuan.

José Mª Bermúdez de Castro, coordinador del Programa de Paleobiología de Homínidos del CENIEH, considera que es obligatorio incorporar toda la evidencia asiática en el debate sobre la evolución humana, incluso en el debate sobre el origen de Homo sapiens.

Para este experto en antropología dental, la comparación directa con los fósiles de los yacimientos de Atapuerca, que suponen las colecciones más completas y valiosas del Pleistoceno Inferior y Medio de toda Europa, va a arrojar luz inesperada a nuestro conocimiento sobre la evolución humana, “pues la ciencia oficial estaba contando hasta ahora una historia a la que le faltaba una pieza gigante, literal y figuradamente, la del gigante asiático”.

Fruto de esta colaboración acaba de publicarse un artículo en la prestigiosa revista Journal of Human Evolution, sobre el yacimiento del Pleistoceno Medio de Panxian Dadong, “y ya están en preparación al menos otros dos artículos más para enviar a revistas de impacto internacional” anticipa la Dra. Martinón Torres, responsable del Grupo de Antropología Dental del CENIEH.

El estudio de estos yacimientos asiáticos, que cubren todo el Pleistoceno, permitirá conocer de primera mano un material único que hasta ahora no había estado disponible a la comunidad científica. Como explica la Dra. Martinón-Torres “sobre los fósiles de estos yacimientos apenas se conocen nada más que su existencia, pero no se había realizado ningún estudio sistemático y riguroso, y ahí radica la enrome importancia de esta investigación”.

La historia de la evolución humana en China se ha simplificado en un cajón de sastre en el que todas las formas humanas se clasificaban como Homo erectus. “Sin embargo creemos que hay mucho que precisar, y que es posible que haya más de un linaje humano en China durante ese periodo” declara esta investigadora del CENIEH, quien continúa afirmando que se sabe muy poco de lo que realmente ha sucedido en Asia durante los últimos dos millones de años y “tenemos la oportunidad de participar en esa historia y contarlo”.

CENIEH | SINC

sábado, 16 de marzo de 2013

Los neandertales tenían una estructura cerebral distinta

Los neandertales tenían una estructura cerebral distinta 
Aunque su cerebro era de un tamaño similar al de los humanos modernos con los que convivieron, los neandertales tenían una estructura cerebral distinta, centrada en gran parte en la visión en detrimento de otras funciones como los vínculos sociales, según un estudio publicado este miércoles. Esta organización de su cerebro puede estar relacionada con su desaparición, hace 30.000 años y después de haber convivido durante unos 10.000 años con el hombre moderno (homo sapiens).

Eiluned Pearce y Robin Dunbar, de la Universidad de Oxford, y Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, han comparado los cráneos fósiles de 32 humanos modernos y 13 neandertales con una antigüedad de entre 27.000 y 75.000 años en un artículo publicado en la revista Proceedings B de la Royal Society britannique.

En su investigación recalcan que, pese a los tamaños craneales similares, sus ojos eran mucho más grandes su masa corporal también era mayor. "Este hecho sugiere que el cerebro de los neandertales tenía una zona mayor dedicada a la visión y al dominio de su cuerpo, asegura Eiluned Pearce. El mayor tamaño de sus ojos probablemente responde a que evolucionaron en latitudes de Europa donde hay menos luz, mientras que el homo sapiens nació en África.

"Creemos que estas diferencias en la organización cerebral pudieron implicar diferencias cognitivas entre las dos especies", según Peace. Si su cerebro estaba básicamente dedicado para la visión y el movimiento, "esto puede significar que tenían zonas más pequeñas asociadas a tratar la complejidad social", limitando así su capacidad de crear grandes grupos. "En resumen, si los neandertales vivían en grupos sociales más pequeños, esto pudo conducir a su extinción de diversas maneras", subraya Pearce.

AFP

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP