sábado, 25 de febrero de 2012

Los neandertales europeos rozaron la extinción antes de la llegada de los humanos modernos

Los neandertales europeos rozaron la extinción antes de la llegada de los humanos modernos
Los neandertales europeos estuvieron al filo de la extinción antes de la llegada de los humanos modernos, puesto que la mayoría murió hace 50.000 años, según las investigaciones de un equipo internacional de especialistas de las que, además, se desprende que la idea de que la población de dicha especie había permanecido estable durante cientos de miles de años hasta la llegada de los humanos modernos "debe revisarse".

Según ha informado el Museo de la Evolución Humana (MEH) de Burgos, el descubrimiento proviene de un estudio genético realizado por investigadores suecos y españoles en Uppsala, Estocolmo y Madrid en el marco de un proyecto internacional y publicado en Molecular Biology and Evolution.

De él se deduce que los neandertales desaparecieron de la mayor parte del continente europeo hace unos 50.000 años, tras lo cual un pequeño grupo recolonizó Europa central y occidental, donde sobrevivieron otros 10.000 años antes de la entrada en escena de los humanos modernos.

El hecho de que los neandertales de Europa casi se extinguieran para luego recuperarse, y que todo eso sucediera mucho antes de que tuvieran contacto con los humanos modernos, fue una "completa sorpresa" para los investigadores. Ello indica que los neandertales pudieron ser "más sensibles a los dramáticos cambios climáticos que ocurrieron durante la última Edad del Hielo", ha señalado Love Dalén, del Museo Sueco de Historia Natural en Estocolmo.

Al realizar los análisis de ADN sobre fósiles de neandertales del norte de España, los investigadores notaron que la variación genética entre los europeos fue "extremadamente limitada" durante los diez mil años que precedieron a su desaparición. Fósiles europeos y asiáticos más antiguos muestran "mayores niveles de variación genética", los mismos que se encuentran en otras especies que han sido abundantes durante mucho tiempo en un mismo territorio.

La diversidad genética de los neandertales más antiguos y de los asiáticos era "tan alta como la de los humanos modernos como especie", mientras que la variación de los últimos neandertales europeos "no alcanzaba a la de los humanos modernos de Islandia", ha explicado Anders Götherström, de la Universidad de Uppsala.

Los resultados presentados en el estudio se basan exclusivamente en ADN muy degradado, por lo que los análisis requirieron el uso de metodologías "avanzadas" tanto de laboratorio como de procesamiento de datos, con la participación de especialistas de varios países, entre ellos estadísticos de Dinamarca y Estados Unidos, expertos en secuenciación moderna de ADN de Dinamarca, y paleontólogos de España.

Sólo cuando todos los miembros del equipo internacional revisaron sus hallazgos, tuvieron la certeza de que los resultados revelaban una importante y hasta entonces desconocida parte de la historia de los neandertales.

Las mismas fuentes destacaron que este tipo de estudios interdisciplinares es "extremadamente valioso" para el avance de la investigación en evolución humana. "El ADN de humanos prehistóricos ha aportado hallazgos inesperados en los últimos años. Es muy emocionante imaginar qué nuevos descubrimientos se producirán en los próximos años en este campo", ha manifestado el profesor de Evolución Humana de la Universidad Complutense de Madrid, Juan-Luis Arsuaga.

EUROPA PRESS

martes, 7 de febrero de 2012

Las pinturas rupestres más antiguas pueden ser neandertales

Las pinturas rupestres más antiguas pueden ser neandertales
Seis pinturas rupestres de la Cueva de Nerja (Málaga) que representan a varias focas podrían tener una antigüedad de al menos 42.000 años, lo que las situaría como una de las obras de arte más antiguas de la humanidad. Además, la importancia antropológica del hallazgo podría ser aún mayor porque no habría sido realizada por 'Homo sapiens', sino por neandertales, según varios expertos.

El profesor de la Universidad de Córdoba José Luis Sanchidrián, que dirige un proyecto de conservación de esta cueva, ha explicado que la datación hace más de 42.000 años de restos orgánicos hallados junto a las pinturas existentes en la galería alta indica que estos elementos podrían constituir la representación artística más antigua del mundo.

Pero lo que sería aún más revolucionario es que todos los datos científicos actuales apuntan a que esas pinturas fueron llevadas a cabo por el 'Homo Neanderthalensis', "lo que supone un bombazo académico", según Sanchidrián, ya que hasta ahora todo lo relacionado con el sentido estético se atribuía al 'Homo Sapiens'.

A raíz del análisis de los sedimentos de la cueva, se mandaron a datar a Miami (Estados Unidos) restos de carbones aparecidos a diez centímetros de las pinturas, unas pruebas que han arrojado una antigüedad de entre 43.500 y 42.300 años.

Esos carbones estarían relacionados con la iluminación de las pinturas, bien para realizarlas o bien para verlas, lo que supondría que pueden ser incluso más antiguas, y esa fecha "corresponde a neandertales, por lo que se nos abre una expectativa increíble", ha apuntado el experto.

"Los carbones están al lado de las focas, que no tienen parangón en el arte paleolítico, y sabemos que los neandertales comían focas", ha precisado Sanchidrián, que ha insistido en la necesidad de datar un pequeño velo o película formada sobre las pinturas para conocer su fecha exacta.

Sin embargo, actualmente los trabajos están paralizados por la falta de recursos económicos y la ausencia de un gerente al cargo de la Fundación Cueva de Nerja.

Para el conservador de la cueva y coordinador del proyecto multidisciplinar, Antonio Garrido, era fundamental intentan datar los restos orgánicos existentes junto a las pinturas, y de coincidir las fechas "se abrirían muchísimos interrogantes".

También está sobre la mesa la posibilidad de que las pinturas fuesen obra de 'sapiens', pero para Sanchidrián, eso es "mucho más hipotético", ya que no existen pruebas de que nuestra especie irrumpiera en la Península Ibérica de sur a norte, "ni tampoco existen muestras similares de arte en el norte de África".

Cabe la posibilidad de estar ante la primera obra de arte de la humanidad y además, de que no esté hecha por 'sapiens', y eso sería un "cambio radical", puesto que hasta ahora, la Historia del Arte dice que "el arte es consustancial a nosotros, a los 'sapiens', porque somos los que pensamos", ha añadido.

Los investigadores consideran que esta gruta, uno de los últimos puntos del Sur de Europa en el que se refugiaron los neandertales, esconde la clave de la desaparición de esta especie.

EFE

jueves, 2 de febrero de 2012

Una tercera ruta de expansión del Neolítico en la Península Ibérica

Una tercera ruta de expansión del Neolítico en la Península Ibérica
Un equipo internacional liderdo por científicos españoles ha descubierto una nueva vía de entrada de la cultura neolítica en la zona Mediterranea, por el sur de España. La llamada ‘ruta del Magreb’ explicaría los rasgos de identidad propios del Neolítico en este área.

Las rutas de llegada de la cultura neolítica a la Península Ibérica han sido discutidas desde hace casi un siglo. Tradicionalmente, se acepta que se produjo una primera expansión por el margen septentrional del mar Mediterráneo, y una segunda, marítima, que llegó a las Islas Baleares desde Chipre.

Ahora, un equipo multidisciplinar liderado por la Universidad de Sevilla ha puesto en evidencia una tercera ruta, el Magreb, que explica los rasgos propios que se observan en restos neolíticos del sur de Iberia. Sus resultados se publican en la revista Quaternary Research.

Para realizar este proyecto, los científicos dataron numerosas muestras orgánicas de procedencia neolítica, como huesos de animales domésticos o granos de cereales cultivados. Con ello lograron establecer la entrada del Neolítico en el sur peninsular hace 7500 años, una fecha similar a las obtenidas para otras zonas peninsulares.

Sin embargo, pese a la proximidad temporal, la cultura material de estas regiones es muy diferente a la documentada en las otras zonas ibéricas, lo indica que es fenómeno independiente del resto.

Las alteraciones climáticas y ecológicas impulsaron la emigración

Por otro lado, los resultados indican que cuando llegaron estas poblaciones neolíticas se estaban produciendo importantes alteraciones climáticas y ecológicas en el Mediterráneo occidental y zonas colindantes. Los investigadores han podido reconstruir estos cambios a partir de los datos de distintos registros climáticos de alta resolución, tanto marinos como arqueológicos.

Entre estas modificaciones, los autores destacan la sustitución de especies piscícolas del Atlántico Norte que, como del bacalao, aún pervivían en la costa de Málaga en aquellas fechas, por otras estrictamente mediterráneas que son las que hoy habitan este mar.

Esta crisis afectó sobre todo a las poblaciones neolíticas saharianas, en cuyos yacimientos se han descrito también fenómenos de cambio climático. Estos condujeron, según todos los indicios, al abandono masivo de los asentamientos.

Los investigadores creen que todos estos cambios ambientales también afectaron a las poblaciones mesolíticas ibéricas, cuya economía se fundamentaba en la caza, recolección y los recursos marinos. En este momento se constata el abandono de los más emblemáticos yacimientos pre-neolíticos de la zona.

Según el estudio, estas circunstancias ambientales impulsaron a las poblaciones neolíticas norteafricanas a cruzar el estrecho y, además hicieron que las poblaciones de cazadores-recolectores del sur peninsular incorporasen rápidamente el modo de vida asociado con el sistema de producción.

Las sociedades neolíticas pioneras encontraron así nuevas tierras donde asentarse al tiempo que indujeron a las poblaciones mesolíticas a incorporarse activamente al proceso de cambio.

Personalidad cultural

En este contexto, durante un breve periodo, la expansión de los nuevos modos de vida, en sus aspectos económicos, sociales, simbólicos y de cultura material, se difundieron y reelaboraron activamente generando una etapa neolítica de gran pujanza y marcada personalidad cultural en la Iberia meridional.

Basándose en la diversidad de especies vegetales y animales implicadas, así como en determinadas pautas de la cultura material, los autores sitúan este origen magrebí en el entorno de Orán (Argelia), punto de partida para estos colonos neolíticos de la Península Ibérica.

SINC | Vicerrectorado de Investigación de la Universidad de Sevilla

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP