martes, 6 de marzo de 2012

El húmero de Rafa: Avances en el origen del Homo antecessor

El húmero de Rafa: Avances en el origen del Homo antecessor
Durante la primera década del siglo XXI, el yacimiento de la cueva de la Gran Dolina de la sierra de Atapuerca ha seguido proporcionando fabulosos tesoros científicos. Entre los más significativos, destacan un buen número de fósiles de la especie 'Homo antecessor' hallados en dos estratos distintos del nivel TD6. Dos húmeros, uno de ellos infantil (ATD6-121) y el otro perteneciente a un adulto muy joven (ATD6-148), han aportado mucha información para esclarecer el origen de la especie.

Los dos húmeros muestran signos inequívocos del proceso de canibalismo que tuvo lugar en la cueva hace 900.000 años. El húmero del adulto fue quebrado con un golpe certero para obtener la médula. El impacto, seguramente producido con una piedra, se aprecia a simple vista. La fractura de la diáfisis tiene forma en espiral y es una clara evidencia de que la rotura se produjo en el hueso fresco. Las marcas de descarnado para extraer las masas musculares son numerosas y espectaculares. Además, las dos cóndilos de la epífisis distal, donde se insertan números músculos que permiten flexionar el brazo y los dedos, fueron destrozados a golpes para separar las masas musculares.

A pesar de los daños, aún es posible estudiar varias de sus características anatómicas. El húmero ATD6-148 corresponde a un brazo izquierdo. Es muy robusto y presenta inserciones musculares muy desarrolladas. Sin duda, el brazo de este joven adulto fue tan potente como el de nuestro Rafa Nadal. De ahí el nombre con el que hemos querido bautizar el fósil, y que también quiere ser un guiño a los enormes éxitos del deporte español en un momento tan particular, sobre el que no me parece necesario dar más explicaciones. No podemos determinar si este húmero era de un hombre o de una mujer. Las dimensiones no son concluyentes. Pero este detalle no es importante. El húmero RAFA pasará a la historia de la evolución humana con todos los honores.

Sin querer entrar en detalles complejos, la anatomía de los dos húmeros (que se suma a otras evidencias anatómicas) sugiere que la especie 'Homo antecessor' está relacionada con los neandertales y sus antecesores del Pleistoceno Medio. 'Homo antecessor', 'Homo heidelbergensis' y 'Homo neanderthalensis' serían especies hermanas, hijas de un mismo «padre», que posiblemente evolucionó durante milenios en el sudoeste de Asia. Los homínidos que colonizaron Europa llegaron en momentos distintos y parecen conservar una herencia genética común, que nos permite rastrear tanto su origen como sus relaciones de parentesco filogenético.

José María Bermúdez de Castro Risueño es director del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana | ELMUNDO.es

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP