jueves, 28 de abril de 2011

El equipo de Atapuerca revisa la teoría de la evolución humana

Atapuerca
El equipo de investigación de los yacimientos de Atapuerca trabaja en una revisión de la teoría de la evolución humana en base a los hallazgos de fósiles de homínidos en la sierra burgalesa declarada Patrimonio de la Humanidad, ha asegurado este miércoles José María Bermudez de Castro, codirector del equipo.

No obstante, ha reconocido que están actuando de forma "prudente" y que sólo han avanzado algunos "aspectos" en publicaciones científicas.

Bermúdez de Castro, que también dirige el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH), ha convocado a los medios de comunicación a una rueda de prensa que tendrá lugar este jueves en la que ha anunciado que ofrecerá más detalles.

Sin embargo, en declaraciones a Efe ha reconocido que, aunque en los congresos científicos se habla mucho de Atapuerca, parte de la comunidad científica "sobre todo la anglosajona" es un tanto reticente a aceptar la importancia de las novedades que se pueden desprender de este yacimiento.

"Algunos siguen hablando de fósiles encontrados hace 50 años, revisando una y otra vez, cuando en Atapuerca se han extraído 7.000 fósiles humanos, que es una barbaridad", ha explicado el científico.

Entre los hallazgos que pueden llevar a esa "revisión" de la teoría de la evolución humana y sus secuencias se encuentra la mandíbula encontrada en los yacimientos en 2007, que los estudios posteriores han confirmado como la más antigua de Europa occidental, datada entre hace 1,2 y 1,3 millones de años.

El equipo de investigación de Atapuerca consiguió que la mandíbula fuera portada de la revista científica "Nature" en marzo de 2008.

Entonces apuntaron como "probable" que correspondiera a un Homo Antecesor, una especie identificada por primera vez en Atapuerca, de la que se han encontrado restos de unos 900.000 años.

Sin embargo, el propio Bermúdez de Castro suscribe un nuevo artículo en el último número de la revista "Journal of human evolution" en el que se concluye que los nuevos estudios realizados "dejan en cuestión que pertenezca a un Homo Antecesor.

El director del CENIEH ha reconocido que no se puede hablar por el momento de una nueva especie porque "faltan datos" y otros fósiles para completar la visión científica.

En este sentido, ha expresado su deseo de que se pueda realizar lo antes posible, probablemente en la campaña de excavaciones de este verano, una excavación en extensión del nivel donde se encontró la mandíbula, en la Sima del Elefante.

Para que sea posible es necesario que se construya un puente sobre la trinchera del ferrocarril que permita a los paleontólogos trabajar debajo y retirar unos 20 ó 30 centímetros de tierra que cubren el nivel donde creen que puede haber más restos de la misma antigüedad.

EFE

lunes, 25 de abril de 2011

Los humanos, diestros desde hace medio millón de años

Un homínido de Atapuerca parte carne con la diestra.
Mauricio Antón
Una nueva investigación, dirigida por el profesor norteamericano David Frayer, de la Universidad de Kansas, ha confirmado que los seres humanos han sido preferentemente diestros al menos desde hace medio millón de años, una característica que se relaciona con el lenguaje.

El trabajo, en el que también participan los investigadores de Atapuerca, especialmente Marina Lozano, junto con colegas croatas e italianos, ha seguido los pasos de la investigación publicada 1988, en la revista 'Journal of Human Evolution', por el codirector del equipo español José María Bermúdez de Castro, Timothy G. Bromagea y Yolanda Fernández Jalvo, en la que por primera vez se mencionó este rasgo humano.

Ahora, nuevos materiales encontrados en la Sima de los Huesos y en otros yacimientos europeos confirman sus resultados.

En la nueva investigación, también se han analizado las marcas que hay en la parte frontal de los dientes de ancestros de nuestra especie y que se relacionan con el uso de la mano derecha. "No se trata de marcas hechas al comer, sino que vimos que eran más gruesas y siempre con la misma dirección. Los microscopios electrónicos revelaron que fueron hechas con piedras afiladas. Concluímos que los homínidos cogían la carne con la boca y la cortaban con lascas al ras de los dientes, como hacen los esquimales con los cuchillos", explica Bermúdez de Castro a Elmundo.es

Enseguida les llamó la atención que todas las marcas estaban hechas en paralelo y en la misma dirección, siguiendo un patrón que se corresponde con el uso de la mano derecha para coger la herramienta de piedra. Además, como ahora resalta Frayer, se observa que eran señales producidas a lo largo de toda la vida, y no en un episodio puntual de corte...

Rosa M. Tristán | ELMUNDO.es

martes, 19 de abril de 2011

Las enfermedades de los homínidos en Atapuerca

Atapuerca. Ical
Científicos del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) de Burgos han presentado en el XX Congreso de la Sociedad de Paleoantropología de EEUU, que se clausura este sábado en Minneapolis, un estudio sobre las enfermedades que sufrían los homínidos hallados en Atapuerca.

La responsable del Grupo de Antropología Dental del CENIEH, María Martinón-Torres, junto a la investigadora Laura Martín-Francés, han sido las encargadas de presentar el estudio en este congreso de EEUU, considerado el mayor foro internacional de discusión y de difusión de la paleoantropología.

Según han informado fuentes del CENIEH, las dos investigadoras, junto a Ana Gracia-Téllez de la UCM-ISCIII y la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), han presentado tres comunicaciones sobre el modo de vida de las poblaciones halladas en Atapuerca, su nivel de estrés, su sufrimiento o la existencia de apoyo entre congéneres que garanticen la supervivencia.

Sus conclusiones se basan en diversos métodos de investigación que incluyen sofisticadas y novedosas técnicas de imagen de muy alta resolución, como la microtomografía axial computerizada y el microscopio electrónico.

Sus trabajos versan sobre las severas patologías mandibulares y dentales del homínido hallado en la Sima del Elefante, uno de los yacimientos de Atapuerca que, con 1,2 millones de años de antigüedad, representa el homínido más antiguo de toda Europa.

En él, las investigadoras han diagnosticado hipercementosis, un tipo de engrosamiento de la raíz del diente generalmente relacionado con infecciones dentales y con hábitos masticatorios muy severos.

Estos trabajos incluyen el análisis de algunas de las patologías mandíbulo-dentarias de los homínidos de la Sima de los Huesos, el yacimiento con restos humanos del Pleistoceno Medio que más fósiles ha proporcionado en todo el mundo para este periodo.

Las investigadoras del CENIEH también han presentado el análisis de unas marcas de desgaste en el cuello de los dientes atribuidas al uso de objetos duros y punzantes al modo de palillos, generalmente en individuos con gingivitis y enfermedad periodontal.

EFE

viernes, 15 de abril de 2011

El lenguaje humano se originó en África

El lenguaje humano se originó en África
Un análisis de lenguajes de todo el mundo realizado por un investigador de las universidades de Auckland (Nueva Zelanda) y Oxford (Reino Unido) sugiere que el lenguaje humano se originó en el centro y sur de África.

Según Quentin Atkinson, que publica su trabajo en la revista 'Science', la comunicación verbal después probablemente se extendió alrededor del planeta, evolucionando junto con las poblaciones humanas emigrantes.

El investigador estudió los fonemas, o las unidades de sonido perceptualmente distintivas que diferencian a las palabras, utilizadas en 504 lenguajes humanos actuales. Atkinson descubrió que los dialectos que contienen la mayoría de fonemas se hablan en África, mientras que aquellos con el menor número de fonemas se hablan en Sudamérica y en las islas tropicales del Océano Pacífico.

El investigador señala que este patrón de uso de fonemas en todo el mundo imita el patrón de diversidad genética humana, que también declinó a medida que los humanos se expandieron desde África para colonizar otras regiones.

En general, las áreas del planeta que fueron colonizadas de forma más reciente incorporan menos fonemas en las lenguas locales mientras que las áreas que han estado habitadas por los humanos desde milenios, en particular el África Subsahariana, siguen utilizando el mayor número de fonemas.

Este declive en el uso de fonemas no puede explicarse por los cambios demográficos u otros factores locales y proporciona fuertes evidencias de un origen africano de los lenguajes humanos modernos, así como de mecanismos paralelos que lentamente dieron forma tanto a la diversidad genética como lingüística entre los humanos.

EUROPA PRESS

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP