lunes, 25 de julio de 2011

El frío pudo causar el éxodo del homo de Atapuerca durante las épocas glaciares del Pleistoceno

El frío pudo causar el éxodo del homo de Atapuerca durante las épocas glaciares del Pleistoceno
Las malas condiciones meteorológicas pudieron causar el éxodo del hombre prehistórico de Atapuerca durante las largas épocas glaciares del Pleistoceno.

El frío producido por las glaciaciones pudo marcar la única etapa de la evolución en la que no hubo humanos en Atapuerca, entre el Homo Antecessor, de 900.000 años de antigüedad, y una especie todavía por catalogar, cone 1,2 millones de años. Es una de las conclusiones de la última campaña de excavaciones, que se ha caracterizado por la falta de restos lo que, en ocasiones, explica José María Bemúdez de Castro, uno de los tres codirectores de Atapuerca, es también una gran fuente de información.

Bermúdez de Castro señaló ayer que este año la excavación en la Gran Dolina ha realizado un sondeo por debajo del nivel TD6 en el que se encontraron los restos de Homo Antecessor, y en esta ocasión no se han encontrado restos humanos. Un vacío que el codirector de Atapuerca considera que responde a una «discontinuidad» en la presencia de nuestros antepasados en la sierra burgalesa.

En su opinión, esta falta de restos puede responder a que «hubo momentos en los que, quizá, no estuvieron porque hizo mucho frío. Estamos a 1.000 metros sobre el nivel del mar, y pudieron desplazarse hacia la costa durante las épocas glariares del Pleistoceno, que fueron bastante largas».

Este vacío, obligará también a replantearse las teorías existentes sobre la relación del Antecessor con los restos hallados en la Sima del Elefante y que, con 1,2 millones de años de antigüedad, pertenecen a una especie todavía por determinar y sobre la que Bermúdez de Castro espera obtener muchos más restos e información en próximas campañas.

Y es que la campaña de 2011 que finaliza estos días se ha caracterizado por la «reorganización» de los yacimientos en los que trabaja el equipo de investigación y la realización de obras de acondicionamiento, limpieza y otras acciones necesarias que «llevan su tiempo» y que permiten preveer, según Bermúdez de Castro, que la campaña del próximo año será «muy importante» y dará grandes resultados y cantidad de restos fósiles.

El principal yacimiento que ha quedado «preparado» para el próximo año es precisamente la Sima del Elefante, donde se ha construido un puente sobre la trinchera del ferrocarril, lo que permitirá en el futuro ampliar la excavación de esta zona donde aparecieron los restos más antiguos de Atapuerca, pertenecientes a un homínido de 1,2 millones de años cuya especie está todavía por clasificar.

Además el equipo de investigación ha regresado al yacimiento de la Galería, que fue uno de los primeros en excavarse y estaba parado desde hace 15 años. Asimismo, en el nivel superior de la Gran Dolina, el TD10, se ha finalizado la excavación del campamento de cazadores de bisontes más antiguo de Europa. Bermúdez de Castro subrayó que precisamente la gran cantidad de restos encontrados en este nivel ha ralentizado el descenso de la excavación hacia el nivel TD6, con restos de Homo Antecessor y al que espera llegar «antes de la jubilación» y encontrar nuevos hallazgos.

Aunque en algunos yacimientos ya ha concluido el trabajo de excavación, el equipo que dirige el paleontólogo Juan Luis Arsuaga permanecerá en la Sima de los Huesos hasta la próxima semana y no descartan nuevos hallazgos de última hora. Hasta el momento, esta campaña ha permitido encontrar en este enclave un diente premolar y sendos fragmentos de un cráneo y una costilla de Homo Heidelbergensis de más de 500.000 años de antigüedad.

MAR GONZÁLEZ | ABC.es

Sé el primero en comentar

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP