viernes, 12 de marzo de 2010

La visión del ser humano no ha cambiado "demasiado" desde hace 6 millones de años

José María Bermúdez de CastroLa visión del ser humano no ha cambiado "demasiado" desde hace seis millones de años, de hecho el ancestro común que comparte el 'homo sapiens' con el chimpancé tenía un sentido de la vista "muy parecido al nuestro", por lo que tanto los chimpancés como los seres humanos han heredado una "visión similar", según explicó hoy el director de Atapuerca y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, José María Bermúdez de Castro.

Durante la conferencia inaugural del XXI Congreso Internacional de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica, que se celebra este fin de semana en Madrid, el profesor Bermúdez abordó el papel que ha desempeñado la visión en la evolución del ser humano, un elemento "clave para la comunicación social a corta distancia y para el desarrollo del lenguaje", aseguró.

La visión es un elemento más de la comunicación, y la comunicación "es un aspecto básico del éxito de nuestra especie", subrayó este experto. "La visión ha jugado su papel y ha hecho que seamos animales sociales muy exitosos, y ese éxito se debe precisamente a la capacidad del hombre para transmitir sentimientos, sensaciones e información en las distancias cortas", dijo Bermúdez.

No obstante, según explicó el director de Atapuerca, la evolución no quita que el ser humano comparta la visión estereoscópica o binocular con los chimpancés. "Poseemos dos ojos que miran en la misma dirección, y esto nos posibilita percibir el mundo en tres dimensiones y calcular las distancias a las que se encuentran los objetos", indicó.

En segundo lugar, humanos y chimpancés comparten la visión tricromática. Hay primates cuya visión es monocromática, por ejemplo, porque son nocturnos. Existen varias hipótesis especulativas respecto a la aparición de la visión tricromática, comentó Bermúdez, "relacionadas con la habilidad para distinguir el color de los frutos o por temas sexuales".

Sin embargo, los ojos del ser humano tienen un aspecto distinto al de los chimpancés, ya que en ellos "se puede apreciar muy claramente la esclera, el iris y la pupila, lo que ha resultado de gran utilidad en la relación social". "El hombre es el más social de los primates y, en este sentido, habla con la mirada. Por eso a menudo se dice que los ojos son el espejo del alma, por esa capacidad visual de transmitir", señaló este experto.

EUROPA PRESS

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP