viernes, 28 de marzo de 2008

La mandibula humana mas antigua de Europa

La mandibula humana mas antigua de Europa (Foto Reuters)El europeo más viejo de la historia vivió en la sierra de Atapuerca hace 1,2 millones de años, un dato sobre el que los científicos ya estaban trabajando pero que ha corroborado el hallazgo de su mandíbula en este yacimiento burgalés.

La revista "Nature" publica en su último número las principales conclusiones del nuevo descubrimiento del equipo investigador de Atapuerca, dirigido por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez y Eudald Carbonell, y que se produjo el 30 de junio de 2007.

Los científicos, evidencian con multitud de pruebas la presencia de homínidos en el sur de Europa en una fase muy temprana del Pleistoceno Inferior.

La mandíbula, encontrada en la cueva denominada Sima del Elefante y vinculada "provisionalmente" a la especie Homo antecessor, "confirma y refuerza la teoría de la antigüedad de la presencia de los primeros homínidos que llegaron a Europa", según fuentes de la investigación.

En el estrato de la cavidad donde apareció el fósil, denominado TE-9, se han localizado también utensilios de sílex de tradición Olduwaiense así como especies de roedores que demuestran el espacio temporal al que pertenece el hallazgo.

El hueso consiste sobre todo en la sínfisis, la región anterior de la mandíbula donde se reúnen las ramas horizontales mientras que, en su parte externa, se localizaría el mentón del humano actual. La mandíbula conserva algunos dientes y a ella corresponde además un segundo premolar inferior que fue encontrado dos días antes en el nivel TE-9, y que se presentó a los medios de comunicación el 29 de junio de 2007.

Este descubrimiento fue crucial, al igual que el de este nuevo fósil, porque hace retroceder en casi medio millón de años la llegada de los primeros homínidos a Europa. En cuanto a la procedencia originaria del espécimen, aún por determinar, se apunta que la morfología de la cara anterior de la sínfisis es primitiva y recuerda a la de fósiles africanos del Pleistoceno Inferior atribuidos a Homo habilis y Homo rudolfensis.

En particular, el fósil de la Sima del Elefante tiene muchas similitudes con las mandíbulas encontradas en el yacimiento de Dmanisi (República de Georgia) que datan de 1,7 millones de años. Por el contrario, la cara posterior de la sínfisis tiene un aspecto más derivado que, según los investigadores, recuerda a ciertas mandíbulas de Asia.

Los científicos creen "probable" que la primera población europea proceda de la región del Oriente Próximo, verdadero cruce de caminos entre África y Eurasia, y que estuviera relacionada con la primera expansión demográfica fuera de África que, en la actualidad, está representada por los homínidos de Dmanisi.

Las excavaciones de Atapuerca, declaradas Patrimonio de la Humanidad, ofrecen desde hace treinta años continuas revelaciones sobre el modo de vida de los primeros humanos que habitaron el continente europeo.

viernes, 21 de marzo de 2008

Orrorin tugenensis caminaba erguido

Restos del Orrorin tugenensis - ScienceCuando se descubrió el fósil en 2000 en las colinas Tugen de Kenia, al Orrorin tugenensis, con seis millones de años de antigüedad, se le consideró la evidencia más antigua de un antepasado de los humanos. Sin embargo, las restricciones para acceder a los restos del gobierno keniano impidieron comprobar si este primate era en realidad nuestro ancestro. Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad George Washington (EEUU) ha realizado nuevas mediciones y ha confirmado la hipótesis. El estudio, que se publica en Science, indica que el Orrorin caminaba erguido, una característica definitoria de los homínidos.

La investigación sugiere, además, que el primate africano está estrechamente relacionado con los australopitecos, un grupo de homínidos que vivió en África hace cuatro millones de años. Esta teoría contradice la propuesta por los descubridores de los fósiles, Martin Pickford y Brigitte Senut. Ellos afirmaban que el Orrorin es el ancestro directo del género Homo y expulsaba a los australopitecos del linaje de los humanos modernos.

Los análisis de los autores del estudio indican que las adaptaciones del fémur que permitieron caminar erguido al Orrorin se mantuvieron con pequeños cambios desde hace seis millones de años hasta hace dos –la mayor parte de la historia evolutiva humana–, cuando los primeros Homo desarrollaron una nueva configuración de muslos y cadera. “Me sorprendió ver las grandes similitudes con los australopitécidos teniendo en cuenta que es dos veces más antiguo”, afirmó el autor Brian Richmond.

Confirmado que el Orrorin caminaba sobre sus piernas, el estudio de otras partes del cuerpo permitirá saber si estos homínidos sólo utilizaban esta posición cuando se desplazaban. Algunos científicos, como el anatomista de la Universidad Johns Hopkins Christopher Ruff creen que “la situación era mucho más compleja”.

Mas de 40.000 personas mueren cada semana por la mala calidad del agua

Unos niños indonesios. (Foto:EFE)Cerca de 42.000 personas mueren cada semana en el mundo por enfermedades relacionadas con la mala calidad del agua y la falta de saneamiento, siendo en el 90% de los casos niños, según ha informado Intermón Oxfam. Además, cada año mueren más de 4.000 niños menores de cinco años por enfermedades curables como la diarrea.

Intermón Oxfam recordó, con motivo del Día Internacional del Agua, que hay unas 1.100 millones de personas, el 18% del total de la población, sin acceso al agua potable y cerca de 2.600, un 40% del total, sin acceso a los servicios básicos de saneamiento.

Este año, Naciones Unidas ha dedicado la jornada al tema del saneamiento, infraestructuras básicas de acceso al agua potable de las que carecen más de 2.600 millones de personas en el planeta, según los datos aportados por la Coordinadora de ONG de Desarrollo.

Una de las zonas más afectadas es el África subsahariana, donde las posibilidades que tiene un niño de morir por una diarrea son casi 520 veces superior a las de un menor de Europa o Estados Unidos. Intermón Oxfam afirmó que la posibilidad de lavarse las manos con agua y jabón permitiría disminuir en un 45% los casos de diarrea.

Se calcula que el África subsahariana no disminuirá a la mitad las personas que viven sin acceso al agua potable y saneamiento hasta el 2076, "61 años más tarde de la fecha que la comunidad internacional estableció".

La ONG consideró que España "tiene aún deberes" que hacer en esta materia ya que recordó que "se comprometió" a destinar a los servicios sociales básicos el 20% del total de la ayuda que destina a países en desarrollo a través del Plan Director de Cooperación. En 2006, se alcanzó el 16% por lo que calificó de "cruciales" los próximos años.

Por otro lado, celebró que España anunciase en al pasada Cumbre Iberoamericana la creación de un Fondo para el agua, a través del cual "aportará cerca de 1.000 millones de euros en los próximos cuatro años".

La falta de acceso al agua potable hace que las niñas no puedan ir al colegio, ya que son éstas las que acompañan a sus madres a buscar agua potable, en caminos que en ocasiones superan las cuatro o cinco horas. Además, esto impide que las mujeres participen "activamente" en la sociedad y "sean tenidas en cuenta como actores importantes".

La ONG también calculó que la reducción a la mitad de personas sin acceso al agua potable en el mundo costaría aproximadamente lo que los ciudadanos europeos y norte americanos en comprar botellas de agua mineral en un mes.

El Gobierno español ha anunciado que en 2008 destinará casi 207 millones de euros a la mejora del medio ambiente, al abastecimiento y al saneamiento del agua en los países en desarrollo.

martes, 18 de marzo de 2008

La recuperación de la Extinción Pérmica duró 30 millones de años

Fosil de Lycaenops. Foto de Michael BentonLa recuperación completa de los sistemas ecológicos, después del episodio de extinción masiva más devastador de todos los tiempos, tomó al menos 30 millones de años, según una nueva investigación de la Universidad de Bristol.

Hace unos 250 millones de años, al final del Pérmico, una gran extinción masiva exterminó alrededor del 90 por ciento de la vida sobre el planeta, abarcando a insectos, plantas, animales marinos, anfibios y reptiles. Los ecosistemas de todo el planeta quedaron destruidos, las comunidades fueron reestructuradas y los organismos supervivientes tuvieron que esforzarse para recuperarse como poblaciones. Esta fue la vez que más cerca estuvo la vida de desaparecer.

Trabajos anteriores indican que la vida se recobró con bastante rapidez, pero fue por la vía del oportunismo, es decir que ciertos organismos lograron aprovecharse de la catástrofe, ocupando el espacio ecológico que la extinción vació de competidores, como consiguió por ejemplo el rudo Lystrosaurus, un animal herbívoro con el dorso en forma de barril, del tamaño aproximado de un cerdo.

El estudio más reciente, llevado a cabo por la investigadora Sarda Sahney y el profesor Michael Benton, de la Universidad de Bristol, indica que después de la extinción, a los animales especializados que conforman ecosistemas complejos, con alta diversidad, y una amplia variedad de nichos ecológicos, les costó mucho más tiempo recuperarse.

"Nuestra investigación muestra que después de una crisis ecológica de grandes dimensiones, la recuperación exige un largo tiempo", explica Sahney. "Y aunque no hemos sido testigos de ninguna extinción tan grave como la registrada a finales del Pérmico, debemos sin embargo tener muy en cuenta que los ecosistemas tardan mucho en recobrarse por completo".

Sahney y Benton estudiaron la recuperación de los tetrápodos, animales con columna vertebral y cuatro extremidades, como los anfibios y los reptiles, y encontraron que aunque los tetrápodos aparentemente se recuperaron con rapidez y de manera global, sus comunidades no se recobraron numéricamente o ecológicamente hasta 30 millones de años más tarde.

La extinción del Pérmico se desencadenó en tres olas, comenzando la mayor en la transición entre los períodos Pérmico y Triásico, hace unos 251 millones de años. Éste fue el episodio de devastación ecológica más grande de todos los tiempos. Se cree que estuvo causado por un vulcanismo a escala ciclópea en Rusia, que al parecer cubrió de lava una superficie de unos 200.000 kilómetros cuadrados.

sábado, 15 de marzo de 2008

Un ecosistema intacto desde hace 90 millones de años

Una de las pozas estudiadas. (Foto: EFE)

Un grupo de científicos ha descubierto en el desierto de México varias pozas en las que se conservan vivas y sin ningún tipo de alteración las criaturas que poblaban los mares de la tierra hace 90 millones de años, según informaron fuentes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El terreno que ocupan las pozas de Cuatrociénagas, un valle montañoso situado en el norteño estado de Coahuila, se abrió por primera vez al mar hace 200 millones de años y se cerró hace 90 debido a movimientos geológicos.

Desde entonces las especies que habitaban la zona han continuado existiendo en las mismas condiciones ambientales, sin sufrir alteraciones en su entorno acuático, explicó la responsable del instituto de Ecología de la UNAM, Valeria Sousa.

Estos seres han resistido sin ser desplazados por las especies contemporáneas gracias a que el ecosistema que habitan son las aguas continentales con menos fósforo que se conocen en la Tierra. Esto convierte el agua de Cuatrociénagas en inhabitable para las especies biológicas actuales, que requieren de este elemento químico para su supervivencia.

En total, en las aguas de Cuatrociénagas se han detectado desde que comenzaron las pesquisas 17.000 especies de virus de aguas marinas, todas nuevas para la ciencia, y otros seres como bacterias, crustáceos, peces y diatomeas.

Sousa comparó esta zona del desierto mexicano con las islas Galápagos, pues al igual que en éstas sus criaturas se han mantenido al margen de la evolución que afectó al resto de seres.

Este hallazgo es fruto de siete años de investigaciones sobre el terreno en las que han participado investigadores de la UNAM, diversas universidades de Estados Unidos y México y, hasta 2003, personal de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA).

viernes, 7 de marzo de 2008

El proyecto Mil Genomas

NHGRIUn consorcio internacional de investigación ha anunciado el "Proyecto 1.000 Genomas", un ambicioso esfuerzo que implicará secuenciar los genomas de al menos mil personas de todo el mundo para crear el archivo más detallado y útil hasta la fecha de la variación genética humana.

El proyecto será financiado mayormente por el Instituto Wellcome Trust Sanger en Hinxton, Inglaterra, el Instituto Genómico de Pekín, en Shenzhen, China, y el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI), uno de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), en Estados Unidos.

Basado en la experiencia de equipos de investigación multidisciplinarios, el Proyecto 1.000 Genomas desarrollará un nuevo mapa del genoma humano que aportará una amplia visión de las variaciones biomédicamente relevantes del ADN, con una resolución superior a la hoy disponible. Como con cualquier otro gran proyecto de referencia del genoma humano, los datos del Proyecto 1.000 Genomas serán puestos a disposición de la comunidad científica internacional a través de bases de datos de libre acceso público.

El Proyecto examinará el genoma humano con un nivel de detalle que nunca antes se ha intentado. Tal proyecto habría resultado impensable hace tan sólo dos años. Hoy, gracias a los extraordinarios saltos dados en las tecnologías de secuenciación, la bioinformática y la genómica de las poblaciones, sí está al alcance de la comunidad científica. Una vez finalizado el trabajo, este enorme recurso ampliará y acelerará de modo espectacular la labor de búsqueda de factores genéticos involucrados en la salud y la enfermedad humanas.

Dos seres humanos cualesquiera son genéticamente semejantes en más del 99 por ciento. Sin embargo, es importante comprender la pequeña fracción de material genético que cambia entre las personas, porque puede ayudar a explicar las diferencias individuales que existen en la propensión a las enfermedades, en la respuesta a los fármacos, y en las reacciones frente a diversos factores ambientales. El Proyecto 1.000 Genomas contribuirá de manera destacada a mejorar esa comprensión. El mapa que producirá abrirá las puertas a muchos otros nuevos hallazgos importantes para la medicina y para la biología humana básica.

domingo, 2 de marzo de 2008

Metodo para revertir la perdida de la memoria

Esta es la primera vez que se logra aumentar el proceso de la memoria de una persona a la que se han insertado electrodos en el cerebro. EFE

Científicos canadienses descubrieron por accidente un mecanismo que podría desentrañar los misterios del funcionamiento de la memoria y ayudar en el tratamiento de algunas enfermedades, reveló un estudio divulgado por la revista Annals of Neurology.

El descubrimiento ocurrió cuando los científicos realizaban una exploración quirúrgica en el cerebro de un hombre de 50 años en un intento por reducirle el apetito y neutralizar su creciente obesidad.

Para ello, utilizaron una técnica ya exitosa de "estimulación cerebral" en la que se insertan electrodos y se estimulan ciertos sectores mediante una pequeña carga eléctrica.

Esta estimulación cerebral se aplica desde hace más de diez años para tratar una amplia gama de trastornos, incluyendo la depresión, el mal de Parkinson y otros asociados al movimiento físico involuntario.

Pero, en vez de perder el apetito, el hombre recordó con amplitud detalles de sucesos ocurridos hace 30 años y las pruebas posteriores demostraron que había aumentado de forma considerable su capacidad de aprendizaje.

Según los científicos del Toronto Western Hospital, de Ontario (Canadá), la técnica ya se está aplicando en el tratamiento de pacientes del mal de Alzheimer, una enfermedad neurológica progresiva e incurable.

Según Andrés Lozano, profesor de neurocirugía del hospital, esta es la primera vez que se logra aumentar el proceso de la memoria de una persona a la que se han insertado electrodos en el cerebro.

El facultativo admitió que el aumento de la capacidad de memoria del hombre que pesaba 190 kilogramos "tomó por sorpresa totalmente" a los médicos que participaban en la operación.

Añadió que hasta ese momento habían fallado todos los otros esfuerzos por reducir su apetito y que la única opción que quedaba era incursionar en su cerebro.

En momentos en que se llevaba a cabo el proceso en la zona del hipotálamo vinculada con la sensación del hambre, el hombre repentinamente les informó de que los recuerdos se le agolpaban.

Según Lozano, el hombre que no fue identificado, manifestó que recordaba un parque y amigos de cuando tenía unos 20 años.

Además, esos recuerdos se hacían más claros en la proporción en que aumentaban los estímulos.

El hombre reconoció a la amiga de esa época en una escena de colores definidos claramente y la ropa que llevaba la gente, aun cuando no logró descifrar lo que decían, según relatan los científicos en la revista.

Los neurólogos continuaron haciendo pruebas con la capacidad de aprendizaje del hombre y después de tres semanas de estimulación en el hipotálamo determinaron que esta había aumentado de forma considerable.

Para los científicos canadienses fue una sorpresa por cuanto el hipotálamo no está directamente vinculado con el proceso de la memoria.

Según indicaron en su informe, los contactos que produjeron un mayor aumento de la memoria ocurrieron en una estructura cerebral llamada fórnix que transmite las señales al sistema límbico, vinculado particularmente a las emociones.

Según Lozano, este descubrimiento accidental podría tener importantes implicaciones en el campo de la neurocirugía.

"Nos proporciona un mayor conocimiento sobre las estructuras cerebrales involucradas en la memoria. Asimismo, nos permite intervenir como ya lo hemos hecho en casos del mal de Parkinson y para el tratamiento de trastornos emocionales, como la depresión. Asimismo, podría tener un beneficio terapéutico en personas con problemas de memoria", indicó.

Los científicos señalaron que el método de estimulación se está aplicando en pruebas clínicas a seis pacientes de Alzheimer en Etapa I y a tres de ellos ya se les han implantado los electrodos.

Estos están conectados con un cable que por debajo del cráneo llega a una batería instalada bajo la piel.

Este "marcapasos cerebral" suministra un estímulo eléctrico de bajo nivel pero constante que no puede ser percibido por el paciente, según señalaron.

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP