viernes, 18 de abril de 2008

Con un rayo laser las hembras de mosca actuan como los machos

Imagen de una mosca de la fruta. (Foto: Wikipedia Commons)Aunque machos y hembras a veces actúan como si vinieran de planetas distintos, un estudio sobre las moscas sugiere que su cerebro es en gran parte unisex. Así lo afirma una investigación de las universidades de Yale (EEUU) y Oxford (Reino Unido), publicada en la revista estadounidense 'Cell' bajo el título 'Amor a primera luz'.

Los científicos, encabezados por el profesor Gero Miesenböck, de la Universidad de Oxford, activaron en las hembras por control remoto, mediante un rayo láser, la neurona que en los machos es responsable del cortejo sexual. El resultado fue que las hembras de la mosca de la fruta ('Drosophila melanogaster') se comportaban igual que los machos tras recibir este estímulo.

Según el estudio, las hembras se pusieron a "cantar" haciendo vibrar una de sus alas, al igual que hacen los machos para atraer su atención cuando quieren conquistarlas, lo que sugiere que ese comportamiento está "durmiente" en su cerebro. Sin embargo, su "canción" estaba algo desafinada y no era tan buena como la de los machos.

Las moscas habían sido manipuladas genéticamente para que las neuronas estudiadas reaccionaran a la luz del rayo láser y pudieran ser activadas a voluntad por el equipo de investigadores.

"Uno esperaría que los cerebros de ambos sexos estuvieran diseñados de modo distinto, pero no parece ser el caso y son más parecidos de lo que se pensaba". Según el investigador, "es más simple y elegante que algunas conexiones funcionen en modo femenino o masculino", ya que sería demasiado complicado que los sistemas nerviosos de machos y hembras fueran totalmente diferentes.

El estudio publicado en 'Cell' sostiene que las hembras "tienen el programa (del cortejo), pero les falta el mando que lo active". "Una pregunta obvia es por qué las hembras poseen este circuito cerebral, aunque es posible que coincida parcialmente con circuitos utilizados para otros comportamientos".

Miesenböck ha señalado que aunque los sistemas nerviosos de los humanos y las moscas de la fruta son "muy similares", este descubrimiento no se puede extrapolar al ser humano.

Sé el primero en comentar

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP