lunes, 30 de abril de 2007

Quimica prebiologica en el Cosmos

Ciclo químico del cosmos (Bill Saxton, NRAO/AUI/NSF)

En sólo dos años de trabajo, un equipo internacional de investigadores ha descubierto ocho nuevas moléculas biológicamente significativas y de complejidad notable, en el espacio interestelar. Se trata de un logro sin precedentes en los 35 años de historia de la búsqueda de moléculas complejas en el espacio, y sugiere que una química prebiológica universal está trabajando en otras regiones del cosmos.

La investigación, dirigida por Jan M. Hollis del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, se ha realizado usando el radiotelescopio "Robert C. Byrd" de Green Bank (GBT por sus siglas en inglés), ubicado en Virginia.

Estos nuevos descubrimientos están ayudando a los científicos a desentrañar los secretos de cómo los precursores moleculares de la vida pueden formarse en las nubes gigantes de gas y polvo donde nacen las estrellas y planetas.

Phil Jewell, del Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO por sus siglas en inglés), destaca que el primero de los numerosos procesos químicos que llevaron finalmente al surgimiento de vida en la Tierra, probablemente tuvo lugar antes de que nuestro planeta se formase.

El potente radiotelescopio desempeña sin duda un papel de gran protagonismo en la exploración del origen de las biomoléculas en las nubes interestelares.

Las ocho nuevas moléculas descubiertas con el GBT elevan a 141 el número total de las diferentes especies de moléculas encontradas en el espacio interestelar. Cerca del 90 por ciento de esas moléculas interestelares contienen carbono, que se requiere para que una molécula sea clasificada como orgánica. Todas las moléculas recientemente descubiertas contienen carbono, y cada una consta de entre 6 y 11 átomos. Los resultados sugieren que la evolución química ocurre de manera rutinaria en el gas y el polvo de donde las estrellas y planetas acaban naciendo. La masa de una nube interestelar suele albergar un 99 por ciento de gas y un 1 por ciento de polvo.

NRAO/AUI/NSF

Los descubrimientos del GBT han sido hechos en dos nubes interestelares típicas. Las moléculas CH3CONH2, H2C3O, CH2CHCHO, CH3CH2CHO y CH2CNH fueron encontradas en una nube llamada Sagitario B2(N), que está cerca del centro de la Vía Láctea, a unos 26.000 años-luz de la Tierra. Esta región de formación estelar es el reservorio más amplio y complejo de moléculas interestelares que se conozca.

Las moléculas CH3C5N, CH3C6H y CH2CCHCN fueron encontradas en la nube molecular Tauro (TCM-1), que está relativamente cerca, a una distancia de 450 años-luz. La nube TMC-1 es obscura y fría, con una temperatura de solamente 10 grados sobre el cero absoluto, pero puede acabar evolucionando hasta convertirse en una espectacular región de formación estelar masiva.

El descubrimiento de estas complejas moléculas orgánicas en las regiones más frías del medio interestelar, ciertamente ha cambiado la creencia de que las moléculas orgánicas complejas sólo pueden tener su origen en núcleos moleculares calientes. Esto ha forzado a los científicos a reformar los paradigmas de la química interestelar.

Banco de Semillas del Milenio

Jardines Botánicos de Kew

Oxytenanthera abissinica es la semilla que forma parte del Banco de Semillas, un proyecto que cuenta hasta ahora con 18.000 especies de plantas, algunas de las cuales podrían extinguirse pronto, aseguran los expertos. Ubicado en Londres, en los Jardines Botánicos de Kew, tiene como objetivo almacenar plantas (como la bóveda de Svalvard en el Polo Norte) para contrarrestar la rápida pérdida de biodiversidad.

El proyecto reúne especies de todo el mundo para salvaguardarlas de la extinción. El Banco de Semillas forma parte de los Jardines Botánicos de Kew y sus instalaciones están ubicadas en Wakehurst, Sussex. El proyecto cuenta hasta ahora con 18.000 especies de plantas. Algunas de éstas, dicen los expertos, podrían extinguirse pronto en su hábitat natural.

Se considera que este tipo de proyectos para almacenar plantas -como la bóveda de Svalvard, en el Polo Norte- son esenciales para contrarrestar la rápida pérdida de biodiversidad que está ocurriendo en todo el mundo. El objetivo del Banco de Semillas es coleccionar 30.000 especies para 2010.

Este número, dice el experto, representaría el 10% de las plantas de todo el mundo. Para poder alcanzar este objetivo se trabaja con más de 50 países alrededor del mundo. En América, el Banco de Semillas cuenta con proyectos en México, Chile y seis centros en Estados Unidos. También lleva a cabo trabajos de investigación en Brasil y Argentina.

Se trata de que los socios almacenen un grupo de semillas nativas del país y envíen a Londres otro grupo de esas mismas semillas que guardan como duplicado. No se trata de conservar cualquier tipo de semilla. Las que interesan al Banco del Milenio son principalmente las especies silvestres amenazadas y las que son especies útiles al hombre, con un enfoque especial en las zonas áridas y semiáridas del mundo. En el caso de Estados Unidos estan trabajando principalmente con especies que estén bien distribuidas en el país y que sean de mucha utilidad para el hombre.

El bambú africano se usa para construir casas y fabricar mueblesUna de estas especies es el bambú africano, la especie número mil millón. Ésta es una planta que se utiliza extensamente en el África subsahariana para construir casas y fabricar muebles.

Para lograr que los ejemplares de las plantas se conserven en el futuro, deben ser almacenadas cuidadosamente. La mayoría de las semillas primero deben secarse, extrayendo al menos 15% de su humedad, y después se almacenan a -20º centígrados. Con estas medidas tenemos mucha confianza en que podremos conservar las semillas al menos durante 200 años, y quizás hasta mil años

Con estas medidas se confia en que puedan conservar las semillas al menos durante 200 años y quizás hasta mil años. Algunas especies podrán ser plantadas dentro de algunas décadas y después de germinar se almacenarán las semillas que produzcan.

Hace poco quedó demostrado que ese objetivo es posible. Científicos encontraron semillas de 1803 que había pasado parte de su vida en un barco napoleónico y otra parte almacenadas en muy malas condiciones en la Torre de Londres. Después de 204 años, en 2006, los botánicos de Kew lograron plantarlas y germinarlas con éxito.

Lo importante de este proyecto es poder contar con estas semillas en el futuro, para que las conozcan nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

sábado, 28 de abril de 2007

Calentamiento global hace 55 millones de años



El calentamiento que sufrió la Tierra hace 55 millones de años fue causado por erupciones volcánicas en Groenlandia y la zona occidental de las islas británicas.

Esa actividad volcánica ocurrió durante la llamada "máxima termal Paleoceno-Eoceno" (PETM, en inglés), que ocasionó un aumento de cinco grados centígrados en los trópicos y de más de seis en el Ártico, según el estudio, realizado por científicos del Colegio de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de Oregón.

De acuerdo con los geólogos, las erupciones y la contaminación atmosférica resultante originaron lo que denominan "una emergencia planetaria" de aumento de la temperatura en la superficie marina, así como una acidificación de los océanos que causó la extinción de muchas especies.

Volcán Merapi. Foto APEl estudio es importante porque documenta la reacción del planeta a la liberación de grandes cantidades de gases invernadero en la atmósfera y vincula, de manera concluyente, un importante acontecimiento volcánico con un período de calentamiento global.

Se considera que esos gases invernadero, entre ellos el dióxido de carbono y el metano, actualmente producidos por la actividad industrial, son los componentes principales de la contaminación y el calentamiento que está sufriendo la Tierra.

Sin duda esas erupciones y el calentamiento global de entonces están vinculados y ese fenómeno constituye una analogía para lo que ocurre hoy. Se habían encontrado vestigios de este calentamiento en residuos marinos así como evidencia geológica de que las erupciones ocurrieron virtualmente en el mismo momento. Pero hasta ahora no se había establecido una vinculación directa entre ambos fenómenos.

Con este estudio se ha constatado el hecho de que en algunos lugares del planeta el calentamiento fue muy rápido y en otras bastante lento, "como ocurre hoy".

El vínculo entre la actividad volcánica y el calentamiento global surgió de la correlación de los registros fósiles examinados por los científicos, según el informe de la investigación.

El PETM se caracterizó por enormes cambios en la composición carbono-isotópica de los océanos, la corrosión de los caparazones del plancton, así como la extinción de algunos organismos de las profundidades marinas.

Los científicos también vincularon el PETM con la separación física de Groenlandia del continente europeo a través del análisis de las capas de cenizas que se depositaron al culminar las erupciones volcánicas.

Volcán GalerasMediante una comparación de las sustancias químicas residuales, establecieron que la composición de las capas de cenizas en el este de Groenlandia eran similares a las de los sedimentos marinos en el océano Atlántico.

Las erupciones volcánicas comenzaron hace unos 61 millones de años y pasaron otros cinco millones (de años) hasta que el manto se debilitó y el material fundido surgió en la superficie. Fue como si se destapara una olla. La placa tectónica se partió y así nació el océano Atlántico.

La actividad volcánica que se registró en Groenlandia hace entre 55 millones y 61 millones de años llevó a la superficie alrededor de 10 millones de kilómetros cúbicos de magma.

Según los científicos, esos flujos de lava pueden verse a simple vista en el oeste de Escocia y en las islas Faroe, puesto que, tras enfriarse, dejaron un espectro de lava que en algunas zonas tienen una profundidad de hasta seis kilómetros.

Espiando las comunicaciones alienigenas



Unos astrónomos han propuesto un método mejorado para buscar señales de vida inteligente en el cosmos. Valiéndose de los instrumentos adecuados, como uno que está siendo construido en Australia, podrán captar eventuales transmisiones "privadas" de otras civilizaciones, sin tener que depender de que nos envíen mensajes intencionados.

El LFD (Low Frequency Demonstrator) del radioobservatorio MWA (Mileura Wide-Field Array) es un instrumento capaz, en teoría, de detectar cualquier civilización de nivel tecnológico comparable al de la Tierra, ubicada en un planeta en órbita a alguna de las mil estrellas más próximas al Sol.

"Pronto, podremos "espiar" eventuales señales de civilizaciones galácticas", afirma Avi Loeb, del Centro para la Astrofísica (CfA), gestionado conjuntamente por la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsoniano. "Ésta es la primera vez en la historia que los humanos seremos verdaderamente capaces de localizar una civilización como la nuestra en las estrellas".

Según los responsables de este nuevo enfoque de las investigaciones SETI (siglas en inglés de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), los anteriores programas no tenían apenas posibilidades de detectar alguna civilización parecida a la Tierra en grado de desarrollo. Las búsquedas a menudo se centraban sólo en tratar de detectar señales potentes enviadas deliberadamente a través del espacio, como si se tratase de faros marítimos para observadores lejanos. Tales faros interestelares pueden no existir. Además, muchos proyectos SETI de ondas de radio examinaron frecuencias por encima de 1 gigahercio con el fin de evitar interferencias con señales procedentes de la Tierra o de fuentes cósmicas naturales.

En vez de tratar de captar emisiones deliberadas, Loeb y su colega Matias Zaldarriaga (CfA) sugieren buscar "fugas" accidentales de emisiones locales de una civilización alienígena. Subrayan que el LFD, diseñado para estudiar frecuencias de entre 80 y 300 megahercios, sintonizará las mismas frecuencias usadas por las tecnologías terrestres. En nuestro mundo, los radares militares son las fuentes emisoras más potentes, seguidas por la televisión y la radio en onda FM. Si fuentes emisoras similares existen en otros planetas, dispositivos como el LFD podrían detectarlas.

"El LFD es un instrumento científico destinado a estudiar el universo más distante y primitivo", matiza Zaldarriaga. "Pero aprovechando sus observaciones normales, los investigadores SETI podrían usarlo para buscar civilizaciones alienígenas".

El LFD es un radiotelescopio diseñado para detectar y caracterizar emisiones de 21 centímetros con fuerte corrimiento hacia el "rojo", procedentes de las moléculas de hidrógeno del universo arcaico. Su principal objetivo científico es crear un mapa tridimensional de las "burbujas" ionizadas que se formaron cuando los primeros cuásares y galaxias inundaron el espacio con luz ultravioleta hace miles de millones de años.

jueves, 26 de abril de 2007

Regenerar celulas con nanotecnologia

El Dr. Samuel I. Stupp, director del Institute of BioNanotechnology in Medicine de la Universidad Northwestern y uno de los científicos que está estudiando la combinación de la nanotecnología con la biología con el fin de lograr que el cuerpo humano se cure a sí mismo, ha logrado unos primeros resultados asombrosos.

En una asombrosa demostración de lo que la nanotecnología puede hacer en la medicina regenerativa, unos roedores de laboratorio paralizados por lesiones en la médula espinal recuperaron la capacidad para caminar seis semanas después de una simple inyección de un nanomaterial diseñado para tal fin. Stupp y sus colegas diseñaron unas moléculas con la capacidad de autoensamblarse para formar nanofibras una vez inyectadas en el cuerpo humano por medio de una jeringa.

"Inyectando moléculas diseñadas para autoensamblarse y formar nanoestructuras en el tejido de la médula espinal, hemos podido recuperar y regenerar con rapidez las neuronas dañadas", señala el Dr. Stupp. "Las nanofibras son la clave no sólo para evitar la formación de cicatrices perjudiciales en el tejido que inhiben la curación de la médula espinal, sino también para estimular la regeneración de células perdidas o dañadas.

Este trabajo podría tener implicaciones también para el Parkinson y el Alzheimer, enfermedades en las que las células cerebrales dejan de funcionar adecuadamente.

El trabajo de Stupp se encuadra en un área fundamental de la nanotecnología que algún día podría permitir a los médicos confeccionar y administrar a los pacientes tratamientos individualizados por medios hasta el momento inimaginables.

Nanotecnología inspirada en sistemas biológicos

La Nanotecnología y en general, las Nanociencias son importantes áreas del conocimiento actual. Entre sus numerosos aspectos hay que destacar el creciente interés que ha alcanzado la Nanotecnología inspirada en sistemas biológicos.

Esta nueva rama de la Nanotecnología estudia las propiedades de determinadas estructuras biológicas creadas por la naturaleza en escala nanométrica. Inspirados en estas ordenaciones naturales los científicos investigan y desarrollan nuevos nanosistemas artificiales con múltiples aplicaciones en medicina.

Asimismo, los virus más sencillos pueden considerarse sofisticadas nanomáquinas naturales. Son capaces de autoensamblarse, están dotados de extraordinarias propiedades físicas y químicas y realizan complejas funciones biológicas. Las partículas víricas adecuadamente modificadas mediante ingeniería de proteínas pueden actuar como nanomáquinas diseñadas para numerosas aplicaciones biomédicas, como la liberación de fármacos en el organismo de forma controlada y gradual. De igual forma los nanorrobots, formados por complejos proteicos, actúan como máquinas moleculares con una eficiencia con la que las máquinas diseñadas por los hombres apenas pueden soñar. La novedosa Gliconanotecnología integra la preparación de nanopartículas biofuncionales metálicas con numerosas aplicaciones en Nanomedicina.

Para el estudio de las interacciones y aplicaciones biológicas de todos estos sistemas se requiere el uso de técnicas analíticas avanzadas como la microscopía electrónica y de fuerzas atómicas, los biosensores, o la imagen por resonancia magnética.

lunes, 23 de abril de 2007

Turismo a la Luna en cinco años

La Tierra, vista desde la Luna. (Foto: NASA)

Los primeros turistas podrían partir hacia la Luna a bordo de una nave rusa dentro de unos cinco años, aunque los que quieran embarcarse en la aventura deberán tener unos 100 millones de dólares que costará el billete, según las primeras estimaciones de la empresa Space Adventures.

El anuncio fue hecho en Moscú por Chris Faranetta, vicepresidente de la compañía Space Adventures, la empresa estadounidense que comercializa los vuelos de turistas a bordo de naves rusas a la Estación espacial Internacional (ISS).

Neil Armstrong sobre la Luna (Apolo 11)"Todo depende de cuándo Roskosmos, la Agencia Espacial Rusa, y Energía, el consorcio espacial de Rusia, harán su primer aporte (técnico)" al proyecto conjunto, dijo, y precisó que si la decisión se tomase este año, el primer turista viajará a la Luna dentro de cinco años.

Según Faranetta, su empresa ya ha recibido las solicitudes de varios aspirantes, a los que no asusta el precio orientativo de no menos de 100 millones de dólares por participar en el futuro "crucero" lunar.

El anuncio ha coincidido con las declaraciones del jefe de Roskosmos, Anatoli Pímenov, quien se felicitó del deseo, expresado por el hombre más rico de Rusia, Román Abramovich, de pagar 300 millones de dólares por volar hacia la Luna.

"Es una buena cantidad y si realmente es así (que el dueño del club de fútbol Chelsea está dispuesto a pagarla), estudiaremos la posibilidad", dijo Pímenov a la agencia rusa Interfax. Desde el punto de vista técnico, el proyecto no presenta grandes dificultades y se basa en tecnologías rusas ya existentes.

La variante más barata prevé el despegue desde la Tierra a bordo de una nave Soyuz modernizada, con dos tripulantes y dos turistas a bordo, que en la órbita se acoplará al módulo de aceleración, previamente propulsado por un cohete Protón. Impulsada por el módulo acelerador, la Soyuz alcanzará la Luna y regresará a la Tierra en 7-10 días.

La Luna en eclipseLa otra opción, más cara, prevé que los cruceros lunares tendrán por puerto de partida la ISS, a donde los turistas viajarán desde la Tierra para pasar allí unos días hasta la llegada del módulo acelerador. Luego, volverán a acomodarse en su Soyuz para acoplarse al módulo e iniciar el viaje lunar. Space Adventure, según Faranetta, prefiere la segunda opción, que calificó de "comercialmente mas atractiva".

Entre tanto, Roskosmos ya tiene distribuidos los vuelos turísticos a la ISS hasta 2009, año en que la tripulación de la plataforma orbital aumentará de las tres personas actuales a seis de acuerdo al convenio suscrito recientemente por la Agencia Espacial Rusa y la NASA estadounidense.

"Hemos acordado un complicado programa conjunto hasta 2012", que requerirá, además, el aumento de la producción de naves Soyuz y cargueros automáticos Progress para abastecer la ISS, pues a partir de 2010 dejarán de volar los transbordadores norteamericanos.

Otro proyecto que Space Adventures desarrolla conjuntamente con Roskosmos, son los vuelos suborbitales, más baratos que los actuales viajes a la ISS que le cuestan al turista espacial de 20 a 30 millones de dólares. "El proyecto ya es posible y la cuestión es meramente financiera", dijo Faranetta.

Para ello se construirá una nave de 8 ó 10 plazas, basada en la tecnología rusa ya probadas en el espacio y que despegará desde un gran avión, posiblemente un M-55, que tendrán como base los aeródromos de Malasia, Singapur y Emiratos Árabes Unidos. Space Adventures ya cuenta con dos centenares de encargos para semejantes vuelos, que costarán en torno a los 100.000 dólares.

A diferencia de los vuelos turísticos a la ISS, en los que "Rusia no tiene rivales", Space Adventures se prepara para una dura competencia en los vuelos suborbitales, cuyos proyectos ya desarrollan varias compañías del mundo.

domingo, 22 de abril de 2007

Lucy: Australopithecus Afarensis

El australopithecus afarensis fue encontrado en 1974, en Hadar, en el norte de Etiopía, por un equipo comandado por el paleoantropólogo estadounidense Donald Johanson. Esta región está ocupada por la tribu Afar; de ahí el nombre de la especie.



La especie era bípeda, sin embargo era diferente de nosotros en bastantes aspectos relacionados; por ejemplo, sus piernas eran proporcionalmente más largas en comparación con los brazos. Asimismo, podemos suponer, a partir del largo y de la ligera curvatura de sus manos y pies, que tenían cierta actividad arbórea, como dormir en los árboles, por seguridad, u obtener comida de ellos. Su pecho no era plano, como el nuestro, sino que se estrechaba agudamente hacia arriba.

Estos homínidos poseían cerebros pequeños, aproximadamente del tamaño de los grandes simios (como un chimpancé o un gorila), aunque en comparación con el tamaño del cuerpo eran relativamente más grandes. Tenían caras grandes, que se proyectaban por delante del cráneo (como la mayoría de los homínidos primitivos). Esto es, al menos en parte, reflejo del gran tamaño de los dientes, como en los simios. Sin embargo, y en contraste con éstos últimos, los caninos son reducidos, aunque se proyectan ligeramente delante del diente adyacente. Los incisivos son grandes (característica, en simios, asociada con un régimen frugívoro), y los premolares y molares son de tamaño sustancial, con superficies planas. La forma del paladar, aunque grande, forma una curva que no es parabólica, como la nuestra, ni de lados paralelos, como en simios. El efecto total es, de todas maneras, más parecido a la mandíbula humana que a la de un simio.

LucyLos primeros restos australopithecus afarensis encontrados fueron los de la mundialmente conocida "Lucy", llamada así debido a la canción de The Beatles "Lucy in the sky with diamonds", que era escuchada en el momento de la excavación. La especie resultó ser bastante antigua, datándose entre 3.5 y 2.8 millones de años antes del presente, siendo así la especie más antigua conocida que es con gran certeza antecesora del hombre. El hallazgo de Lucy, uno de los esqueletos más completos encontrados (pertenecientes a un especimen), se vio reforzado posteriormente por un grupo de más piezas, incluyendo cráneos, de la misma especie. Este grupo de fósiles es conocido como "La primera familia", consistente en fósiles de al menos trece individuos.

La especie presenta un alto grado de dimorfismo sexual. Los machos medían alrededor de 1,50 metros y pesaban más de cincuenta kilos. Las hembras medían alrededor de treinta centímetros menos, y pesaban cerca de treinta kilos. El dimorfismo sexual es notorio también en los caninos.

La pelvis de la especie tiene un gran parecido a la nuestra, si bien es cierto que el canal de parto era más pequeño que el nuestro, y tenía forma de riñón. Hay que tener en cuenta que las hembras de la especie no necesitaban un gran canal de parto, debido al tamaño (muy chico) del cerebro de sus crías.

No se han encontrado herramientas de piedra asociadas con esta especie. Sin embargo, esto no quiere decir que no hayan usado herramientas de madera o hueso, las que no se conservan debido a su fragilidad.

En 1978 Mary Leakey y su equipo hacen el más célebre descubrimiento de su carrera: las huellas de Laetoli (Tanzania), un rastro de pisadas de homínidos de hace 3,5 millones de años que demuestran que aquellos remotos antepasados del hombre ya caminaban erguidos.

sábado, 21 de abril de 2007

Las Galapagos gravemente amenazadas

Panorámica de las Galápagos (Foto: EFE)Las Galápagos son un conjunto de ocho islas mayores, seis islas menores y multitud de islotes de origen volcánico. Se encuentran situadas en el océano Pacífico a unos 1.000 kilómetros al oeste del continente americano y pertenecen a Ecuador desde 1832. Sus peculiares características han permitido una diversidad biológica única en el mundo la cual sirvió de inspiración a Charles Darwin para concebir su teoría del origen y la evolución de las especies.

Además de las famosas tortugas gigantes o Galápagos, que dan nombre a las islas, o las iguanas de aspecto prehistórico, existen más de 5.000 especies identificadas hasta el momento, de las cuales más de 1.900 son endémicas, es decir, sólo se encuentran allí, algo que se da especialmente en casi todas las especies de aves, mamíferos y reptiles.

Sin embargo, la "Lista Roja" que publica la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) alerta de que el número de especies amenazadas y extinguidas ha aumentado en los últimos años, siendo los mamíferos los más afectados.

Islas GalápagosLa introducción de especies foráneas por el hombre en las islas, un fenómeno del que ya hablara Darwin hace 170 años, se encuentra entre las principales causas de este problema. La mayor parte, sobre todo las más peligrosas, como el chivo, el cerdo, el gato, la guayaba, la cascarilla o el garrapatero, son intencionales, aunque el número de especies introducidas de manera accidental, como las ratas y la mayor parte de los invertebrados, que ingresan gracias al continuo flujo de alimentos y bienes agrícolas desde el continente, es también considerable. De esta manera, muchas de estas especies se han convertido en plagas que compiten con las especies nativas, impidiendo su crecimiento o reproducción y provocando modificaciones en el comportamiento y cambios evolutivos, a veces difíciles de prever o detectar. Asimismo, la captura ilegal de algunas especies amenaza también su conservación. Por ejemplo, los tiburones, que son capturados por sus aletas para las famosas sopas, desechando además el resto del animal, o los pepinos de mar, que se venden como afrodisíaco en Asia, se encuentran en peligro de extinción.

La inmigración interna, acuciada por la profunda crisis económica del país, la presión turística y la sobreexplotación de sus recursos marinos, constituyen otros serios problemas que afectan a la biodiversidad de las islas. Los habitantes de las Galápagos han pasado de 4.000 en los años 60 a los casi 19.000 de la actualidad, a los que se suma una población flotante "ilegal" de unas 6.000 personas que se ganan la vida gracias a un turismo creciente que ha atraído durante este año a unas 125.000 personas. Asimismo, las catástrofes ecológicas, aunque más puntuales, afectan también gravemente a este ecosistema. El 16 de enero del 2001, el carguero "Jessica" encallaba en la Bahía de los Náufragos de la isla de San Cristóbal, derramándose unos 900.000 litros de productos petroleros. El accidente se debió a una serie de negligencias de la tripulación de un buque que no cumplía con la normativa internacional sobre seguridad. El gobierno ecuatoriano tuvo que declarar el estado de emergencia en las Galápagos.

Por ello, las iniciativas para la protección de este ecosistema son fundamentales. Las Galápagos fueron declaradas Parque Nacional en 1959, protegiendo toda la superficie terrestre del archipiélago, a excepción de la pequeña zona ocupada por asentamientos humanos. En 1978, la UNESCO incluyó a las Islas Galápagos en la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad, y en 1985 la calificó como Reserva de la Biosfera, que amplió en 2001 para la reserva marina. En 2002, la denominada "Declaración de Galápagos", firmada por los ministros de Ambiente y Turismo de Iberoamérica, incidía en que el desarrollo turístico de la región se realizara de manera sostenible, respetando el patrimonio cultural y las actividades tradicionales de las comunidades locales y la protección del medioambiente. Por su parte, el Servicio del Parque y la Estación Científica Charles Darwin ejecuta un programa de protección de especies nativas en peligro de extinción, que utiliza un sistema de cuarentena para las islas, reglamentado oficialmente por el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Ecuador, y que ha servido para que los problemas que asolan a Galápagos se suavicen en cierta medida.

GalápagosEl archipiélago se conoce por una variedad de nombres, como las "Islas Encantadas", debido a que las fuertes corrientes que lo rodean dificultan la navegación, y a su variedad climatológica. Se estima que las islas se formaron hace seis millones de años como resultado de actividad volcánica en el fondo marino. La principal población es Puerto Ayora, en la isla Santa Cruz, centro neurálgico de la actividad turística del archipiélago, y en donde también se encuentra la Estación Científica Charles Darwin.

Las Galápagos fueron descubiertas al azar el 10 de marzo de 1535 por el obispo de Panamá, Tomás de Berlanga, cuando se dirigía a Perú. Desde entonces, las islas fueron utilizadas por piratas ingleses en sus viajes de pillaje a los galeones españoles, y durante el siglo XIX, como base para los balleneros del Pacífico, y que además de estos cetáceos esquilmaron las reservas de tortugas para extraer su aceite y de focas para su piel. Entre los personajes históricos que llegaron a las islas se encuentra Alexander Selkirk, que visitó Galápagos en 1708, el cual sirvió de inspiración a Daniel Defoe para escribir Robinson Crusoe, y sobre todo, Charles Darwin, que realizó un estudio geológico y biológico de las Islas en 1835, base para su famosa teoría de la evolución.

Sacrificio de niños hace mil años

Restos del esqueleto de un muchacho de entre 5 y 8 años hallado en Tula (Foto: EFE)

Un grupo de arqueólogos hallaron cerca de la capital mexicana un entierro con 24 niños de más de mil años de antigüedad, que podría tratarse de un sacrificio ritual, según informe del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El descubrimiento se produjo en la zona arqueológica de Tula, situada en el estado mexicano de Hidalgo (centro), y podría tratarse de una ofrenda al dios de la lluvia Tlaloc, según el arqueólogo Luis Gamboa Cabezas, responsable del hallazgo.

"En los entierros encontramos figurillas relacionadas con esta deidad, y la forma en que estaban dispuestos, con la cara al sol, estaba relacionada con los ciclos de la lluvia".

Gamboa Cabezas explicó que los restos de los niños se localizaron en un espacio de apenas cuatro por cuatro metros, alrededor de un altar coronado con una cabeza de Chac-mol, otro personaje mitológico prehispánico relacionado con la fertilidad, y con los restos semicalcinados de otro infante. Este podría ser de sexo femenino, pues entre sus ofrendas se encontraron unos malacates, instrumentos que servían para hilar, vinculados a la mujer.

Este entierro, fechado entre el 950 y el 1150 d. C. se suma a los 35 localizados en las obras que se realizan para una carretera a escasos cinco kilómetros del sitio arqueológico.

El especialista mencionó que este entierro es significativo porque cambia la visión que se tenía de los toltecas prehispánicos como una cultura pacífica. Gamboa Cabezas aventuró que los niños sacrificados podrían haber sido traídos de otra región, de la que se conoce como estado de México, y que circunda la capital, por el tipo de vasijas del enterramiento. Los restos presentan rastros de que los cuerpos fueron degollados y desmembrados.

El descubrimiento se produjo de manera fortuita por trabajadores que localizaron una vasija a doscientos metros de la zona arqueológica de Tula, ante lo que dieron parte al INAH. En el lugar se hallaron gran número de vasijas, piedras de molienda, lápidas grabadas y pendientes, entre otras piezas.

La Zona Arqueológica de Tula es la más importante de la cultura tolteca y floreció entre el año 650 y el 1150 de nuestra era. Se caracteriza por sus Atlantes, esculturas monumentales de guerreros de 4,8 metros en lo alto del edificio.

viernes, 20 de abril de 2007

Fosil de 160.000 años muestra crecimiento similar al del hombre moderno

Foto: ESRFUn equipo internacional de científicos ha encontrado que uno de los miembros más antiguos (160.000 años) de la especie Homo sapiens muestra un perfil de crecimiento similar al de los humanos modernos. Este hallazgo contradice estudios previos que sugerían que los primeros humanos poseían un corto período de crecimiento, más parecido en ese sentido al de los chimpancés que al de los actuales seres humanos.

Los orígenes del hombre actual continúan siendo uno de los asuntos más candentemente debatidos entre los antropólogos, y existe muy poco consenso respecto a dónde y cuándo los primeros miembros de nuestra especie, Homo sapiens, pasaron a ser completamente "modernos".

No se sabe casi nada sobre los cambios en el "historial de vida" del Ser Humano, es decir, su cronología de desarrollo desde que nace hasta que muere en la vejez, los ciclos reproductivos, y la esperanza de vida. Las investigaciones realizadas en las dos últimas décadas han mostrado que los primeros humanos de los que existen fósiles (los australopitecinos y los primeros Homo) tenían cortos períodos de crecimiento, mucho más parecidos al de los chimpancés que al de los seres humanos actuales. Sin embargo, sigue siendo un enigma cuándo y en qué grupo de fósiles humanos surgieron las características que llevan a una infancia relativamente larga.

El equipo de científicos examinó el crecimiento de los dientes en el fósil de un niño de ocho años, valiéndose de las sofisticadas posibilidades de análisis mediante rayos X que brindan las instalaciones del Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón (ESRF). El fósil es uno de los más antiguos representantes de los Homo sapiens. Fue encontrado en Jebel Irhoud, Marruecos, y se le ha calculado una antigüedad de alrededor de 160.000 años.

El crecimiento de los dientes, y más relevante aún, la edad de aparición del primer diente molar, representa una de las más sólidas pistas para reconstruir el proceso del crecimiento en los fósiles humanos. Valiéndose de las líneas de crecimiento en los dientes, semejantes a los anillos anuales en los árboles, los expertos pueden establecer con seguridad la velocidad de desarrollo y el tiempo que conllevaba, aún millones de años después de la muerte del sujeto.

Foto: ESRF

Se comparó la información obtenida sobre el crecimiento del diente en el niño fósil, con la información de otros fósiles humanos y de poblaciones humanas actuales, para determinar si en el espécimen objeto de estudio se presentaba el rasgo moderno de un prolongado desarrollo dental.

El resultado del estudio no contradice la noción hoy bastante asumida, basada en el razonamiento lógico, de que un período más largo de desarrollo, y por ende, una larga infancia, pueden relacionarse con los orígenes de los cambios culturales, sociales y biológicos necesarios para dar a los niños dependientes de sus padres mejores oportunidades de aprendizaje durante la infancia.

Los científicos que han participado en el estudio pertenecen al Instituto Max Planck para la Antropología Evolutiva (Alemania), el Laboratorio de Geobiología, Biocronología y Paleontología del Hombre en Poitiers (Francia), el ESFR (Francia), la Academia de Ciencias Odontológicas en Newcastle (Reino Unido), la Academia de Investigaciones sobre Ciencias de la Tierra en Canberra (Australia) y el Departamento de Geología de la Universidad Mohammed V-Agdal en Rabat (Marruecos).

domingo, 15 de abril de 2007

Origen de la Extincion Permica

Actividad volcánicaUn recalentamiento global produjo un exceso de sulfuro de hidrógeno atmosférico y condujo a la gran la extinción del periodo Pérmico, según una nueva hipótesis.

Las erupciones volcánicas en Siberia de hace 251 millones de años pudieron iniciar una cascada de acontecimientos que incrementó el sulfuro de hidrógeno en los océanos y la atmósfera, precipitando la más grande extinción masiva en la historia de Tierra. Un calentamiento producido solamente por emisiones de dióxido de carbono no sería lo bastante intenso para causarla.

La extinción desencadenada al final del Pérmico acabó con el 95 por ciento de todas las especies de la Tierra, un porcentaje descomunal que supera incluso al 75 por ciento producido en la extinción que acabó con los dinosaurios, y que según parece fue causada por la caída de un asteroide.

El dióxido de carbono volcánico causaría el calentamiento atmosférico que, a su vez, calentaría el agua de la superficie oceánica. Normalmente, el océano profundo obtiene su oxígeno de la atmósfera en los polos. El agua fría absorbe oxígeno del aire y, como es más densa, se hunde, y lentamente va moviéndose hacia el ecuador, llevando el oxígeno con ella. Cuanto más caliente esté el agua, menos oxígeno puede disolverse y más lentos resultan los descensos de masas de agua y sus movimientos hacia el ecuador.

La constante lluvia de escombros orgánicos producidos por plantas marinas y animales, necesita oxígeno para descomponerse. Con menos oxígeno, menos materia orgánica es consumida de manera aerobia.

En el Pérmico los océanos estarían muy empobrecidos en oxígeno, con lo que se convertirían en el dominio de bacterias que obtienen su oxígeno de compuestos de óxido de azufre. Éstas extraen el oxígeno y producen sulfuro de hidrógeno, el cual mata a los organismos aerobios.

Una atmósfera de sulfuro de hidrógeno encaja mejor con la extinción, que una rica en dióxido de carbono. El dióxido de carbono tendría un efecto muy acusado en la vida marina, pero las plantas terrestres prosperan en dióxido de carbono y sin embargo muchas también se extinguieron. Otra pieza en el rompecabezas es que el sulfuro de hidrógeno destruye la capa de ozono. Recientemente se ha sugerido que hay esporas fósiles del fin del Pérmico que muestran deformidades probablemente causadas por luz ultravioleta, producto del deterioro de la capa de ozono.

Los investigadores están buscando ahora más biomarcadores, bacterias sulfurosas fotosintéticas, en sedimentos del fondo oceánico, para complementar los hallazgos de estos biomarcadores en aguas menos profundas. Estas bacterias viven en lugares donde no existe oxígeno pero hay algo de luz solar. Probablemente proliferaron al final del Pérmico.

Antiguo observatorio solar en Peru

Foto: Ivan GhezziLos calendarios solares y los cultos al Sol formaron parte importante de la cultura indígena americana. Ahora, un nuevo descubrimiento en Chanquillo, localidad del Valle de Casma en el desierto costero de Perú, revela la antigüedad en casi 2.000 años de los cultos del Sol en esta región, mucho más que lo estimado hasta ahora.

Una línea de estructuras conocidas como las Trece Torres se extiende de norte a sur en una colina baja en Chanquillo, un centro ceremonial que data del siglo cuarto a. de C. Desde puntos evidentes de observación en cualquiera de los lados, las torres forman un horizonte "dentado" que abarca los arcos de salida y puesta del Sol a lo largo del año, indicando su uso en observaciones solares.

"Chanquillo puede ser el calendario solar más antiguo que como tal puede identificarse con entera confianza en América", afirma Ivan Ghezzi (de la Pontificia Universidad Católica del Perú), coautor, junto con Clive Ruggles (de la Universidad de Leicester), de este estudio sobre el hallazgo.

La investigación, iniciada en el año 2000, contó con la colaboración de equipos de voluntarios del Instituto Earthwatch, los cuales ayudaron a Ghezzi en Chanquillo durante tres años, en tareas de excavación que apoyaran la novedosa importancia de este sitio en los antiguos cultos solares. Ghezzi y sus colaboradores cartografiaron las Trece Torres consignando sus alineaciones, y excavando en la ubicación del "observatorio solar" al oeste. Los voluntarios del Earthwatch también tomaron muestras de la madera de los dinteles, con sus bien conservados anillos originales de crecimiento de los árboles, que ayudaron a fechar el sitio.

Se han encontrado muchos emplazamientos indígenas americanos que contienen una o varias orientaciones solares aparentes, pero Chanquillo proporciona un juego completo de marcadores del horizonte y dos puntos de observación indiscutibles.

Foto: Ivan GhezziPlazas cercanas a las Trece Torres aparentemente constituían áreas de asientos para las personas que participaban en las fiestas y rituales públicos directamente relacionados con las observaciones solares. Sin embargo, los puntos de observación parecen haber estado restringidos sólo para individuos con un estatus especial. Esto, y las estatuillas de cerámica de guerreros encontradas en el lugar, sugieren la autoridad de una elite formada por una minoría. Como en el imperio inca dos milenios después, el culto al Sol y la cosmología asociada pudieron haber ayudado a legitimar esa autoridad.

Chanquillo se construyó aproximadamente 1.700 años antes de que los incas comenzaran su expansión. Aunque no hay ninguna relación histórico-cultural directa entre las Trece Torres de Chanquillo y los pilares del sol del Cuzco, son análogos como marcadores del horizonte para propósitos del calendario. Ahora sabemos que estas prácticas son bastante más antiguas y que estaban ya muy desarrolladas en la época de Chanquillo.

sábado, 14 de abril de 2007

Nueva teoria sobre el cambio climatico

DesertizaciónLas investigaciones sobre las interrelaciones entre el Sol y el clima que se realizan en el Centro Espacial Nacional de Dinamarca reúnen los resultados sobre los que han informado en una docena de trabajos científicos, y que explican cómo el clima es gobernado por las partículas atómicas provenientes de las estrellas que han explotado.

Estos rayos cósmicos ayudan a formar las nubes comunes. Los altos niveles de rayos cósmicos y la nubosidad refrescan al mundo, mientras los intervalos más cálidos ocurren cuando los rayos cósmicos y las capas de nubes disminuyen.

Durante más de 20 años, los registros de los satélites acerca de las nubes de baja altura han encajado con las variaciones en los rayos cósmicos. Cómo los rayos cósmicos toman parte en la formación de las nubes, se analizó en el experimento SKY, llevado a cabo en el sótano del Centro Espacial Nacional de Dinamarca. Los electrones liberados en el aire por el paso de los rayos cósmicos ayudan a ensamblar los bloques de construcción de los núcleos de condensación en los que el vapor de agua se condensa y que conducen a la formación de nubes.

La intensidad de los rayos cósmicos, y por consiguiente la nubosidad, siguen cambiando porque el campo magnético del Sol varía en su capacidad de rechazar los rayos cósmicos provenientes de la galaxia, antes de que puedan alcanzar la Tierra. El carbono-14 radiactivo y otros átomos inusuales, formados en la atmósfera por los rayos cósmicos, proporcionan un registro de cómo las intensidades de los rayos cósmicos han variado en el pasado. Ellos explican las repetidas alternancias entre los períodos fríos y calurosos durante los pasados 12.000 años. Siempre que el Sol estuviera débil y las intensidades de los rayos cósmicos fueran altas, se cumplieron las condiciones para el enfriamiento, el más reciente en la Pequeña Edad de Hielo que tuvo su clímax hace 300 años.

Con escalas de tiempo grandes, la intensidad de los rayos cósmicos cambia más enfáticamente porque varía la llegada de éstos desde las zonas principales de emisión de la galaxia. Durante los últimos 500 millones de años, la Tierra ha pasado a través de cuatro episodios de efecto invernadero, en los que el hielo desapareció y el nivel del mar fue alto, y cuatro episodios de Edad de Hielo, como el que aún vivimos ahora, con presencia de capas de hielo y glaciares, y con un nivel del mar relativamente bajo.

Correlacionan estos cambios con el viaje del Sol y la Tierra a través de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Culpan de los episodios de edades de hielo a los encuentros con brazos espirales luminosos donde los rayos cósmicos son muy intensos. Los eventos de enfriamiento más frecuentes, aproximadamente cada 34 millones de años, ocurren siempre que el sistema solar pasa a través del plano medio de la Galaxia.

En los episodios de "Tierra Bola de Nieve" alrededor de 700 y 2.300 millones de años atrás, incluso en el Ecuador había masas de hielo. En esas ocasiones, la proporción del nacimiento de estrellas en la galaxia fue extraordinariamente alta, lo que también debió significar un número grande de estrellas que explotaban e intensos rayos cósmicos. Remontándonos más atrás aún en el tiempo, la teoría de los rayos cósmicos y su ayuda en la formación de las nubes, puede explicar por qué la Tierra no se heló completamente cuando era muy joven. El Sol era mucho más débil de lo que es ahora, pero también rechazaba con más vigor los rayos cósmicos, por lo que la Tierra no debió haber tenido mucha cobertura nubosa.

Mientras calculaban la variabilidad en la incidencia de rayos cósmicos sobre la Tierra desde que la vida comenzó en ella hace unos 3.800 millones de años, han descubierto una conexión entre las intensidades de los rayos cósmicos y la variabilidad en la productividad de la vida. Las mayores fluctuaciones en productividad coincidían con intensos ritmos de formación estelar y con periodos fríos en el clima de la Tierra. Y, a la inversa, durante un millar de millones de años en que los ritmos de formación estelar fueron lentos, con una menor incidencia de rayos cósmicos sobre la Tierra y con un clima cálido, la biosfera apenas registró cambios en su productividad.

Los orangutanes desaparecen en una decada

Orangutanes en SumatraLas islas de Borneo y Sumatra son el último lugar del mundo donde quedan orangutanes en libertad pero, si prosigue el ritmo actual de desaparición, podrían extinguirse en tan sólo una década, según los expertos.

Los últimos censos y datos aportados por los centros de conservación de orangutanes en Indonesia indican que tan sólo quedan en el país unos 5.000 ejemplares de la especie de Sumatra y entre 15.000 o 20.000 de la de Borneo, una cifra muy por debajo de los 60.000 que recogía el último censo oficial, elaborado a finales de los años 90.

Se considera que el orangután estará muerto genéticamente dentro de entre cinco y diez años. Eso significa que no quedarán suficientes animales para que la especie sea viable.Transcurrido ese período, todavía quedarán algunos orangutanes pero serán poblaciones inviables, se producirá endogamia, aumentará la mortandad y los animales sufrirán nuevas enfermedades que los matarán o impedirán su vida en libertad.

La principal amenaza que sufren hoy en día los orangutanes es la deforestación (legal e ilegal) para dejar sitio a plantaciones destinadas a producir aceite de palma, que luego es utilizado para fabricar biocombustible, cuya demanda no hace más que crecer en el primer mundo.

Cada año, arden en Indonesia cientos de hectáreas de bosque tropical para dejar paso a las plantaciones de palmeras, lo que está teniendo un "efecto devastador" en las poblaciones de orangutanes y otros animales, además de hacer el biocombustible más perjudicial para el medio ambiente que la gasolina.

El Ministerio de Medio Ambiente español, a través de la Agencia Española de Cooperación (AECI), ha querido aportar su granito de arena para frenar la degradación de los bosques en Indonesia y ayudar a mantener uno de los pocos rincones que les quedan a los orangutanes.

Hace poco más de un año, la AECI, junto con la UNESCO, puso en marcha un proyecto de conservación en el Parque Nacional de Gunung Leuser, en Sumatra, que hoy está empezando a dar sus frutos.

El parque de Gunung Leuser, con una superficie mayor que la provincia de Asturias, es uno de los bosques tropicales más grandes del mundo y el único del país en el que habitan cuatro grandes mamíferos en peligro: el tigre, el rinoceronte de Sumatra, el elefante asiático y el orangután.

El proyecto, financiado por España con 523.575 euros (700.000 dólares), apoya la formación de personal a cargo del centro de rehabilitación de orangutanes, que se ocupa de los animales que han sido criados entre humanos, maltratados o heridos y necesitan un período de adaptación para valerse por sí mismos en la selva.

Otros de los objetivos son impartir formación a los cuidadores del parque y guardabosques, mejorar las infraestructuras y equipos, recoger información sobre la flora y fauna y hacer una evaluación de las amenazas existentes.

Entre éstas últimas, la principal es la deforestación, que es causada no sólo por las empresas de aceite de palma. Desde que ocurrió el tsunami (de diciembre de 2004), se construyen en Aceh unas 30.000 casas al mes, para lo que se necesita mucha madera, los empleados del parque tienen un sueldo de alrededor de 50 dólares (37 euros) mensuales, por lo que les resulta bastante tentador hacer la vista gorda a cambio de una compensación económica.

El proyecto ha servido para fortalecer la protección del parque. Ha desaparecido en un 100% la tala ilegal a gran escala. Los aserraderos ilegales que había instalados dentro del parque han sido desmantelados y ya no salen de allí camiones cargados con madera como ocurría antes.

Indonesia es uno de los pulmones del planeta y el día que se acaben las selvas aquí, perderemos muchísimo oxígeno. En occidente no nos queda más remedio que mirar un poco hacia este lado del planeta y los otros pocos lugares donde aún queda selva.

miércoles, 11 de abril de 2007

La Sexta Extincion

Grandes extinciones

Desde los albores de la vida en la Tierra, algunas especies de los diversos organismos que habitan el planeta se han extinguido y han posibilitado el surgimiento y desarrollo de nuevas especies de organismos que pueden adaptarse mejor al medio ambiente. Cuando ocurre una extinción en masa de una o más especies se desarrollan nuevas especies. Esto hace que las extinciones de algunas especies de organismos desempeñen una función importante en la evolución de la vida en la Tierra. Si las especies no llegaran a extinguirse para dejar su espacio a organismos más avanzados, la vida en la Tierra no habría progresado hasta lo que es actualmente, y los únicos organismos que habitarían la Tierra serían los microorganismos primigenios con que empezó la vida en el mar.

No se conoce el número de especies que existen en el mundo. Hay unas estimaciones entre 5 a 50 millones, incluso algunas llegan a calcular hasta los cien millones. Sin embargo el número de especies catalogadas es sólo de 1.400.000, de las cuales el 85% viven en el dominio terrestre. Entre insectos, arácnidos y crustáceos hay unas 850.000 especies y 300.000 son especies vegetales. La mayor concentración de especies se da en los trópicos, se llega a creer que sólo de insectos puede haber allí unos 30 millones. Es decir que la mayor biodiversidad está en esa relativamente pequeña franja del planeta.

Los seres humanos ponen en peligro la existencia de otras especies de varias formas, con la caza, la introducción de especies foráneas, la deforestación de los bosques y por la fragmentación de hábitats, y conforme se reducen éstos se reduce la capacidad de la Tierra para sostener su herencia biológica.

Se pierden 200.000 kilómetros cuadrados de bosque al año. Los bosques tropicales quedarán reducidos a una pequeña mancha en el año 2.050. Pero incluso donde no se tala el bosque queda fragmentado en islas que son ecológicamente frágiles. Las especies se extinguen con más facilidad en territorios pequeños que en los grandes ya que las poblaciones pequeñas son más propensas a cualquier enfermedad o perturbación exterior y pueden sucumbir antes. Sin embargo la pérdida de hábitats no es exclusiva de los bosques tropicales. En todo el mundo los ecosistemas naturales se han degradado y muchos de ellos están en peligro y existen comunidades completas al filo de la extinción.

En el año 1.600 los seres humanos eran 500 millones, en el 2.050 habrá 10.000 millones. En la actualidad se consume el 40% de la productividad primaria neta del planeta, es decir casi la mitad de la energia disponible para sostener a todas las especies.

Según el registro fósil, se ha calculado que durante los períodos de extinción normal, es decir sin que intervenga ningún cataclismo, la pérdida es de una especie cada cuatro años. En la actualidad se extinguen unas 30.000 especies al año. Este volumen de desapariciones sería comparable a las producidas en una de las cinco grandes crisis biológicas de la historia del Planeta. En este caso no sería por un cambio climático global, el retroceso del nivel del mar, o por la caída de un asteroide, sino por nuestra especie, que como dice Richard Leakey, en su libro "La sexta Extinción": "El Homo sapiens está maduro para ser el destructor más colosal de la historia".

martes, 10 de abril de 2007

Homo Habilis, los primeros humanos

Homo HabilisHomo Habilis es el primer representante del género Homo (el nuestro). Habilis no era muy diferente del Australopithecus Africanus, tenía una capacidad craneal media de unos 600 centímetros cúbicos y era quizá un poco más pequeño que los Australopithecus y que sus contemporáneos del género Paranthropus.

Los restos fósiles encontrados por el matrimonio Leakey, en 1959, en las gargantas de Olduvai (Tanzania) revelan que eran individuos de unos 140 cm de altura, con una capacidad craneal de unos 600 cm3 de promedio y un esqueleto con rasgos anatómicos más modernos que los de los australopitecos y con piezas dentarias más pequeñas.

Homo HabilisEl nombre asignado a esta especie (habilis) hace referencia al hecho de que estos humanos son los primeros talladores que tenían la capacidad técnica para fabricar utensilios. Fabrican las primeras herramientas de piedra y son cantos rodados y piedras talladas toscamente por una cara (choppers) o por dos (chopping tools).

Los análisis al microscopio electrónico de las muescas de desgaste de la dentadura, junto con otras evidencias indirectas, muestran que su dieta incluía la carne, sin embargo no podemos decir que fueran todavía cazadores, practicaban más bien una actividad de carroñeo. Probablemente solían aprovechar el tuétano de los huesos procedentes de los despojos de la caza de otros depredadores. Los cantos tallados serían utilizados para fracturar el hueso y extraer el tuétano. También utilizarían los instrumentos de piedra para cortar plantas y triturar ciertos productos vegetales duros.

El Homo habilis todavía no conocía el uso del fuego, ni tampoco estaría en posesión de un lenguaje articulado, aunque en los moldes de un cráneo de un Homo habilis se ha observado que tenían una circunvolución de Broca bastante desarrollada.

Homo HabilisAnalizando algunos de los huesos de las extremidades recuperados se puede reconocer que se trata de una especie con un aspecto mucho más humano. La cabeza del fémur es mucho más grande y de forma más corta y redondeada. También la pelvis tiene un aspecto mucho más moderno.No hay dudas que su andar era erguido, así lo atestiguan los rasgos de su pelvis, columna, miembros y foramen magnun. Podemos concluir que tanto los huesos de las manos como de las piernas estaban más próximo a los seres humanos modernos que a los antropomorfos.

Homo Habilis tenía ciertos rasgos simiescos como unos brazos muy largos con respecto a las piernas. Sin embargo experimentó una expansión cerebral a la vez que una reducción del aparato masticador, y, lo que es más importante, sus restos son los primeros, de momento, que han aparecido asociados a industrias líticas.

domingo, 8 de abril de 2007

Como detecta el cerebro el paso del tiempo

Foto: Buonomano LabDurante décadas, los científicos han creído que el cerebro posee un reloj interno que le permite percibir el tiempo. Ahora, un estudio propone un nuevo modelo en el cual una serie de cambios físicos en las células cerebrales ayuda al órgano a monitorizar el transcurrir del tiempo.

Muchos de los comportamientos humanos complejos, desde comprender el lenguaje a interpretar música, descansan en la capacidad del cerebro de calcular con suficiente precisión el paso del tiempo. Pero todavía nadie sabe cómo lo logra.

La teoría más popular asume que un mecanismo comparable a un reloj, es decir que genera y cuenta movimientos regulares fijos, determina la forma de cronometrar el tiempo en el cerebro. Proponiendo una noción del todo distinta a ésta, Dean Buonomano, profesor de neurobiología y psiquiatría en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y miembro del Instituto de Investigación del Cerebro en dicha universidad, sugiere un modelo físico que opera sin el uso de un reloj.

Para explicar de manera simple cómo opera el mecanismo que propone, nos ofrece una analogía: "Si usted lanza un guijarro a un lago, las ondas de agua producidas por el impacto del guijarro sobre la superficie del agua actúan como una firma del momento de entrada del guijarro. Cuanto más lejos viajen las ondas, mayor tiempo ha pasado. Proponemos que un proceso similar tiene lugar en el cerebro, lo que le permite percibir el tiempo".

Según este nuevo modelo, cada vez que el cerebro procesa un evento sensorial, como un sonido, o un destello de luz, dispara una cascada de reacciones entre las células cerebrales y sus conexiones. Cada reacción deja una huella que permite a la red de células cerebrales codificar el tiempo.

El equipo de la UCLA usó un modelo informático para comprobar su teoría. Simulando una red de células cerebrales interconectadas donde cada conexión cambiaba con el tiempo en respuesta a un estímulo, fueron capaces de mostrar que la red podía contar el tiempo.

Sus simulaciones indicaron que un evento específico es codificado dentro del contexto de eventos que le preceden. En otras palabras, si uno puede medir la respuesta de muchas neuronas en el cerebro a un tono de audio o a un fogonazo de luz, la respuesta podría revelar no sólo la naturaleza del evento, sino también los otros eventos que le precedieron, y cuándo ocurrieron los mismos.

Yanoconodon y la evolucion de los mamiferos

Recreación artística del fósil. REUTERS/Mark A. Klingler/CMNH/HandoutLos científicos han descubierto el fósil de un mamífero del tamaño de una ardilla que se movía rápidamente entre los dinosaurios, con los huesos del oído medio, una pieza clave en la evolución de los mamíferos, extraordinariamente conservados.

Los investigadores indican en la revista Nature que el peculiar animal, rescatado en una formación de rocas ricas en fósiles al norte de China, da a conocer un elemento crucial en la evolución de los mamíferos: la estructura del oído que permite una gran sensibilidad de audición. El animal, llamado Yanoconodon por las montañas Yan de la provincia de Hebei, vivió hace 125 millones de años durante el periodo cretácico, el tercero y último de la era Mesozoica, conocida a veces como la Edad de los Dinosaurios.

Su cuerpo era muy raro para ser un mamífero, con un torso alargado y extremidades cortas y rechonchas. "En cierto modo, es como el cuerpo de una salamandra en un mamífero", comentó el responsable de los científicos Zhe-Xi Luo del museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh, Pensilvania.

Los científicos piensan que Yanoconodon -que mide unos 15 centímetros de largo y pesa alrededor de 30 gramos- era un animal nocturno que comía insectos. Vivió en un ambiente abundante de lagos de agua potable, plantas con flores y otros muchos animales. Entre ellos había una variedad de dinosaurios a los que nada les hubiera gustado más que convertirlo en un aperitivo con pieles. El Yanoconodon es particularmente importante porque supone una etapa intermedia en la evolución de la estructura auditiva de los mamíferos.

Los mamíferos poseen una capacidad auditiva superior al resto de vertebrados, una característica fundamental para la vida del mamífero. Se cree que muchos mamíferos primitivos adoptaron una existencia nocturna que les mantuvo alejados de las multitudes de dinosaurios y otras bestias que buscaban un alimento fácil.

Los científicos llevan tiempo buscando pistas sobre los orígenes de la estructura auditiva de los mamíferos. Los primeros mamíferos aparecieron hace unos 220 millones de años, no mucho después de los primeros dinosaurios, pero el proceso de adquisición de la anatomía de los modernos mamíferos llevó muchas decenas de millones de años más.

sábado, 7 de abril de 2007

Homo Antecessor en Atapuerca

Homo Antecessor800.000 años atrás en el tiempo, una especie común a los neandertales y a los homo sapiens vivía en la Sierra de Atapuerca (Burgos). Homo antecessor salió a la luz en 1997.

Sus descubridores, J.M. Bermúdez de Castro, J.L. Arsuaga, E. Carbonell, A. Rosas, I. Martínez y M. Mosquera, le definieron como "el pionero, el que antecede a los demás".

La mayoría de los restos humanos de TD6 (Gran Dolina) se encuentran en un estado de conservación excelente, pero corresponden en general a fragmentos de tamaño variable. Esta fragmentación, así como otros caracteres de los restos (marcas de corte, golpes producidos por instrumentos líticos, tipos de fractura, etc), que también se observan en los restos fósiles de los ungulados, representan evidencias muy claras de un acto de canibalismo.

Prácticamente el 50% de los fósiles humanos presentan cortes o fracturas producidos por instrumentos líticos, y se encuentran indistintamente en los huesos craneales y en los del esqueleto postcraneal, lo que indica un consumo total de los cadáveres. Además, todos los individuos presentan algún estigma de canibalismo.

Relaciones filogenéticas de las diferentes especies de HomoLas connotaciones en el árbol de los homínidos provocadas por este hallazgo han sido muy importantes y, sin duda, ha sido uno de los grandes descubrimientos en el campo de la paleontología. Esta especie demostró que en Europa ya vivían seres humanos hace más de 800.000 años, mucho antes de lo que se pensaba.

Su morfología revolucionó la idea que se tenía hasta ese momento de la evolución de nuestra especie. Su capacidad craneal era elevada (más de 1.000 cc) y poseía una cara muy moderna, es decir, esta especie sufrió una reestructuración total del neurocráneo, la mandíbula, los dientes y la cara, es totalmente diferente a todo lo anterior.

Desgraciadamente, no se han encontrado aún fósiles en África de la misma antigüedad que podrían hacer seguir la pista de esta especie, y los de Asia contemporáneos a ella se refieren únicamente al Homo Erectus. Se podría decir que es el eslabón que une al Homo ergaster y enlaza con formas más cercanas a nosotros.

Homo AntecessorSi aceptamos que el origen de nuestra especie debe buscarse en Africa hace entre 100.000 y 200.000 años, debemos aceptar un origen africano para la especie H. antecessor, muy probablemente a partir de poblaciones pertenecientes a la especie H. ergaster. También debemos aceptar una continuidad evolutiva de H. antecessor en Africa, que culminaría con la aparición de las poblaciones humanas modernas.

A pesar de todos los estudios realizados, esta nueva especie está aún muy cuestionada por paleontólogos y especialistas. Estas luchas dialécticas son muy comunes entre los especialistas y hasta que no hay una evidencia abrumadora (y a veces ni eso) no se ponen de acuerdo en las afirmaciones que realizan.

Mirada devastadora sobre el cambio climatico

Una de las consecuencias del calentamiento global es el deshielo de los cascos polares.© CINTV S.L.La ONU presenta una "mirada devastadora" sobre la vulnerabilidad y el impacto que el cambio climático tiene y tendrá en el medio ambiente y en la sociedad. El acuerdo, con algunas desavenencias, ha sido suscrito por todas las naciones. El Consejo Seguridad debatirá este mes por primera vez sobre el grave fenómeno.

Expertos de más de cien países integrados en el Panel Intergubernamental del cambio climático han acordado un informe sobre la vulnerabilidad y el impacto que este proceso tendrá en el medio ambiente y en la sociedad.

Según la organización ecologista WWF-Adena, que han participado en la realización del informe, el acuerdo presenta una "mirada devastadora" para el medio ambiente y la economía mundial, a menos que se tomen medidas para combatir el cambio climático.

Los expertos han advertido que las consecuencias del cambio climático y la elevación del nivel del mar son, por ejemplo, que diez millones de personas vivan ya a menos de un metro sobre dicho nivel, y que importantes masas de población estén sometidas a hambrunas.

Este informe repasa las consecuencias del cambio climático, como carencias de agua potable que pueden afectar a más de 1.000 millones de personas, una caída catastrófica en el rendimiento de las cosechas de África, el riesgo de extinción que podría afectar hasta a un 30% de las especies animales y vegetales del planeta y el aumento de las olas de calor en Europa y en América.

Además, la ONU ha advertido de que a este ritmo, la quinta parte de las especies animales y vegetales del planeta se extinguirá irremediablemente si el calentamiento prosigue al ritmo actual.

Rusia, China y Arabia Saudí han sido los países que han retrasado la consecución del acuerdo al ir cuestionando cada término del mismo. El acuerdo, firmado en Bruselas, ha tenido que ser discutido durante casi 24 horas.

Een estas reuniones de última hora, algunos párrafos se han suavizado, aunque otros también se han endurecido, como el que predice una pérdida importante de la biodiversidad australiana, como la de la Gran Barrera de Coral, para 2020.

Se espera que este informe sirva para marcar la pauta a las importantes decisiones políticas que hay que tomar en los próximos años, como la renovación del Protocolo de Kyoto más allá de 2012.







Pulsar Play para ver el vídeo (Información CNN+)

viernes, 6 de abril de 2007

Diez maravillas naturales amenazadas

La Gran Barrera de Corales en Australia. (Foto: AFP)Las tortugas caribeñas, los alerces chilenos, el entorno del Río Grande o los cientos de especies aún sin clasificar del bosque amazónico son algunas de las "mayores maravillas naturales del mundo" que podrían desaparecer a causa del cambio climático, según el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF).

Con el objetivo de concretar qué efectos tiene el cambio climático en el medioambiente y cuáles cabe esperar si el calentamiento del planeta continúa al ritmo actual, el WWF ha publicado un informe con una decena de ejemplos concretos.

Uno de ellos es el bosque valdiviano de Chile y Argentina, de unos 250.000 kilómetros cuadrados, donde se encuentran alerces de hasta 3.000 años y hasta 100 metros de alto (crecen un milímetro al año), lo que los convierte en "los segundos árboles más viejos del mundo", después del pino bristlecone de California.

Para la organización con sede en Suiza, la rápida desaparición de los glaciares andinos y los cambios de pauta de las lluvias terminarán modificando drásticamente los recursos hidráulicos de la zona, al tiempo que causarán mayores periodos de sequías y un mayor número de incendios forestales.

El WWF estudia también en su último informe el efecto del cambio climático en el desierto de Chihuahua (México y Estados Unidos), el mayor del continente y por el que pasa el legendario Río Grande. Ese río, el principal recurso hídrico para las poblaciones aledañas, cada vez lleva menos agua debido al descenso de las lluvias, hasta el punto de que en ocasiones se seca antes de llegar al mar.

Sin dejar el continente, la organización alerta igualmente del efecto del calentamiento mundial sobre la Selva Amazónica, que, con unos 6,9 millones de kilómetros cuadrados repartidos entre Bolivia, Brasil, Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela, es la selva tropical más extensa del mundo. En el 'pulmón del planeta' viven cerca de 30 millones de personas y al menos 40.000 especies de plantas y 427 tipos de mamíferos, aunque, según el WWF, aún queda un gran número de especies sin identificar.

El informe indica que, según los estudios más recientes, en el año 2050 la temperatura media podría aumentar allí entre 2 y 3 grados centígrados, al tiempo que descenderán notablemente las lluvias, lo que podría convertir del 30 al 60 por ciento del bosque tropical en una sabana seca.

Las tortugas marinas del Caribe son otro de los ejemplares que el WWF ha escogido para concretar los efectos del cambio climático: El aumento del nivel del mar hará desaparecer las playas donde ponen sus huevos y el cambio de las corrientes impedirá sus migraciones. Además, las tortugas no serán capaces de reproducirse si la temperatura ambiente sigue creciendo, ya que se alterará el ratio entre hembras y machos, al tiempo que las fuentes de alimentos -arrecifes de coral y plantas del fondo del mar- podrían desaparecer.

Así, la supervivencia de seis de las siete especies de tortugas marinas de Latinoamérica y el Caribe está en peligro, según los datos de la organización, que también alerta sobre la amenaza climática que soportan tanto los tigres como las personas que habitan en el delta de Sundarbans (en la India), donde se encuentra el bosque de mangle más grande del mundo.

Otra de las 10 "maravillas naturales" amenazadas es la Gran Barrera de Corales, 2.000 kilómetros de arrecife de coral en la costa australiana, que sufre un fenómeno de "blanqueamiento" provocado por el calentamiento de las aguas. Ese calentamiento provoca la muerte de las algas que viven adheridas al coral y que le dan color (zooxantelas), lo que hace que ese peculiar animal se aclare y en ocasiones perezca.

Los chimpaces emplean lanzas para cazar

Tia es un chimpacé de Fongoli. Foto de Maja GaspericLos chimpancés en Senegal están confeccionando y empleando lanzas regularmente para cazar a otros primates, sin ayuda humana. Se trata del primer estudio que documenta el empleo habitual de armas por los chimpancés durante la caza de otros vertebrados.

La profesora de antropología, Jill Pruetz, (Universidad Estatal de Iowa) y Paco Bertolani (Centro Leverhulme para Estudios de la Evolución Humana, Departamento de Antropología Biológica en la Universidad de Cambridge, Reino Unido), documentaron 22 casos de chimpancés preparando las herramientas que utilizarían en la caza de animales, incluyendo primates de menor tamaño, en las cavidades de troncos o ramas huecos. Hicieron su descubrimiento en Fongoli, Senegal.

Los chimpancés clavan sus lanzas dentro de troncos o ramas huecos muchas veces, y las huelen o lamen después de extraerlas. Sólo dos de los 22 casos documentados fueron vistos como un juego (en el caso de una cría) o como mera intención exploratoria. En todos los otros casos, los investigadores juzgaron que los chimpancés emplearon una fuerza lo bastante grande al insertar las lanzas que las presas dentro del árbol podrían haber sido heridas.

A pesar del hecho de que la caza es una actividad predominantemente masculina y de adultos, sólo se pudo ver un macho adulto (de 11 machos en la comunidad) involucrado en las cacerías mediante lanza. Los incidentes registrados incluyen a una hembra adulta, cuatro hembras jóvenes, tres machos jóvenes y un macho infantil.

Jill Pruetz. Foto de Jim HeemstraEs clásico en los primates que cuando hay una nueva innovación, particularmente en cuanto al empleo de herramientas, las generaciones jóvenes la absorben muy rápido. Los últimos en asimilarla son los adultos, principalmente los machos. Esto ocurre porque los inmaduros aprenden de aquellos con los que están más unidos, sus madres.

Los autores concluyen que estos hallazgos apoyan la teoría de que las mujeres pueden haber desempeñado un papel crucial en la evolución de la tecnología de las herramientas entre los primeros humanos. Estas tecnologías incluyen el comportamiento relativo a la caza, además de las actividades relacionadas con la recolección de alimentos.

Aprender más de este comportamiento de los chimpancés en tal entorno, antes de que desaparezcan, puede aportar importantes pistas acerca de los retos a los que se enfrentaron nuestros primeros ancestros.

jueves, 5 de abril de 2007

Homo Heidelbergensis, especie intermedia

Homo HeidelbergensisHomo heidelbergensis: Se trata de individuos muy altos (1,80 m) y fuertes (llegarían a 100 kg), de grandes cráneos (casi 1.400 cm3) todavía muy aplanados, con mandíbulas salientes y gran abertura nasal. Especie intermedia entre el Homo antecessor y el hombre de Neandertal. Datan entre 500.000 y 250.000 años.

Entre Homo antecessor, una especie poco conocida basada en fósiles de las colinas de Atapuerca, en España, y los linajes Sapiens y Neanderthalensis existió una especie con fósiles en Europa desde hace medio millón de años, y en África un poco más tempranamente, que presenta carácteres intermedios entre H. Erectus / Ergaster y H. Sapiens.

Los fósiles en cuestión son una mezcla de especímenes que datan entre 500.000 y 250.000 años. El más antiguo es una mandíbula inferior encontrada en Mauer, cerca de Heidelberg. Posteriormente, en una cueva llamada Arago, en Francia, se encontraron los restos, mayormente fragmentarios, de una docena de individuos. El más completo es la cara y parte de la caja craneana de un individuo, que tiene gran parecido a un cráneo encontrado en Petralona, Grecia.

Juntos, estos fósiles revelan un homínido con un cráneo más "inflado" que el de ningún erectus, aunque todavía posee arcos supraciliares. La parte trasera del cráneo es más redondeada que en erectus, y las mejillas son infladas, como en los neandertales, aunque la cara es más plana.

Homo HeidelbergensisLos utensilios asociados con estos fósiles son generalmente muy rudos, consistiendo básicamente en simples "piedras de cortar" y algunas herramientas de lascas como puntas y raspadores, siendo ellos los iniciadores de esta técnica.

Se han encontrado fósiles de esta especie en África en los sitios de Bodo, al noreste de Etiopía, con un ejemplar más robusto pero similar que data de hace 600.000 años, y en Kabwe, en Zambia. Los huesos postcraneales concuerdan con los de Arago, e indican que ésta era una forma robusta, pero moderna. También en el sitio chino de Dali se ha encontrado un cráneo que concuerda con este grupo. Otros sitios son los de Steiheim, Alemania; Swascombe, Inglaterra; Lago Ndutu, Tanzania, y en la Sima de los Huesos, en España se encontraron fósiles con características neandertalianas.

Hay que destacar que en Terra Amata, Francia, se encontraron restos de refugios construidos durante la época de H. heidelbergensis. Estos refugios tenían una forma ovalada, con veinticinco pies de largo y veinte de ancho. Dentro del refugio se encontraron restos de ceniza.

miércoles, 4 de abril de 2007

Neandertales, los humanos extinguidos

Homo NeanderthalensisEl hombre de Neanderthal constituye la primera especie de homínido moderna que vivió por toda Europa, y representa una forma que se adaptó al clima imperante hacia los 300 mil años atrás. Desarrolló un volumen craneal que llegó a ser superior al nuestro, alcanzado los 1500 cc. Desapareció hace unos 30 mil años, refugiado en cuevas del sur de la península Ibérica.

Ahora sabemos que Homo Neanderthalensis no es, como se creía, un antepasado directo nuestro, sino que eran una rama paralela en el árbol evolutivo. Una rama que guarda muchos secretos. Por ejemplo, no sabemos por qué se extinguieron, no sabemos si poseían un lenguaje.

Poco faltó para que a los neandertales se los conociera como calpenses, en honor de un cráneo de tipo neandertal hallado en 1848 en la cantera Forbes en Gibraltar: Calpe es el nombre clásico de Gibraltar. Sin embargo, el hallazgo del cráneo gibraltareño precedió en 8 años al de la cueva Feldhofer en el valle del río Neander (Alemania) que dio nombre al popular tipo humano fósil (Neandertal, significa valle del Neander). El nombre científico Homo neanderthalensis fue creado por William King (1863). Los neandertales son los humanos extinguidos que mejor conocemos, sin ningún género de dudas.



Los neandertales eran más bajos que nosotros, pero tenían una musculatura extremadamente fuerte. Sus esqueletos eran masivos, y tienen prominentes marcas musculares. Su anatomía en general está hecha para el territorio no muy agradable en el que vivían. Incluso los niños eran más musculosos que los niños actuales. La característica facial que más llama la atención es su nariz, que es grande y bulbosa. Esta adaptación les servía para calentar y humidificar el aire que inhalaban, y para perder calor con el que exhalaban, protegiéndose así de sufrir de sobrecalentamiento.

La fauna que acompañaba a los neandertales era bastante rica, y un poco extraña para lo que uno pensaría. Por ejemplo, había mamuts, rinocerontes lanudos, hienas, leones, y toda clase de animales que uno asociaría con África, en versiones adaptadas a climas fríos. También habían especies gigantes de venados y osos. La flora alternaba entre la típica de la tundra, cuando la temperatura promedio era baja, y los bosques, en los periodos en que el clima se hacía más agradable.

En vez de utilizar un tipo de herramienta multipropósito, como el hacha de mano acheuliana, crearon diferentes tipos de herramientas según la necesidad. Tenían diferentes herramientas para cortar carne, raspar, trabajar la madera, etc. Algunas puntas tienen signos de haber sido parte de flechas. Además, los Neandertales deben haber sido expertos en usar la piel de animales muertos y convertirla en cuero. Algunos resultados experimentales nos conducen a pensar que comían grandes cantidades de carne. También manejaban el uso del fuego, el que probablemente podían crear por sus propios medios.

Hacia el final de la era de los neandertales, vemos un avance en las técnicas y pasamos a una etapa llamada Chatelperroniana. Este avance se supone debido a copias de los neandertales de las técnicas sapiens. Ahora encontramos aparte de herramientas, objetos tales como pendientes, dientes de animales agujereados, y lo que parecen ser los cimientos de una cabaña.

Homo NeanderthalensisLa faringe era más corta que en los humanos modernos. Esto quiere decir solamente que no podían producir exactamente los mismos sonidos que nosotros, pero no quiere decir que no poseyeran lenguaje. Probablemente poseían un lenguaje articulado, gestos u otras formas, pero no sabemos si poseían síntaxis, gramática o un alto nivel de razonamiento simbólico. En un análisis hecho por Lieberman, se llegó a la conclusión de que los neandertales podían pronunciar al menos tres vocales: a, i, u. Comparado con otros homínidos, esto es un gran avance.

Los neandertales no parecen haber dependido de símbolos, al menos en la forma en que nosotros (y los primeros sapiens). De hecho, aparte de las tumbas, es difícil encontrar conductas simbólicas. Conchas de invertebrados y moluscos fosilizados se han encontrado en sitios de neandertales, que muestran algún tipo de sentido estético o curiosidad.

Debemos desterrar completamente la idea acerca del primitivismo de los neandertales. Ellos eran una especie tan evolucionada y adaptada a su medio, el que era hostil, que no puede dejar de sorprendernos el hecho de que hayan podido sobrevivir en él. Probablemente no tenían las mismas habilidades cognitivas que nosotros, ni se representaban al mundo de la misma manera, pero sin duda pudieron arreglárselas perfectamente, al menos hasta que llegamos nosotros, y causamos probablemente su extinción.

martes, 3 de abril de 2007

Homo Erectus

Homo ErectusLas condiciones de vida empeoraron. La caza fue más escasa y los inviernos eran periodos de hambre. Pese a ello, los homínidos se adaptaron a las circunstancias. Más aún, en plena glaciación, hace 2 millones de años, surgió una nueva especie del género Homo: el Homo erectus. Con él da comienzo la Era Cuaternaria, cuyo primer periodo se conoce como Pleistoceno.

El descubrimiento de útiles o herramientas fosilizadas y esqueletos de grandes mamíferos cerca de los fósiles de Homo erectus (hombre erguido) sugiere que estos ancestros humanos llevaron una existencia más compleja que las especies anteriores. A pesar de que su estructura anatómica se parece a la de los seres humanos actuales, los antropólogos han encontrado que el cerebro humano sufrió muchos cambios durante la evolución de una especie a otra.

Homo Erectus
Los Homo erectus son los primeros viajeros intercontinentales. Desde África se dispersan a través de Asia Menor y el Próximo Oriente, llegando por un lado hasta España y por el otro hasta cerca de Pekín, en el norte de China, y hasta la isla de Java, en Indonesia. Los fósiles más antiguos de Atapuerca, cerca de Burgos, que tienen 800.000 años, son descendientes de ellos. Los Homo erectus más antiguos de Europa se han encontrado en Georgia, donde vivían hace 1,6 millones de años. (La localidad de Dmanisi, donde se han encontrado estos fósiles, está cerca del límite generalmente reconocido entre Europa y Asia.)

Homo ErectusAdemás de fabricar hachas de mano de piedra, el Homo erectus también dejó los primeros restos de viviendas construidas, de objetos de madera tallada, la primera lanza de madera y el recipiente más primitivo, un cuenco de madera. Pero su mayor avance cultural fue que aprendió a manejar el fuego. Se han encontrado los primeros indicios de su utilización en China, hace 300 mil años y se atribuyen al "hombre de Pekín", una versión del Homo erectus.

El ejemplar más antiguo tiene 1 millón de años y el más joven tan solo de 100.000 y corresponden a Java (Asia). En China se han encontrado de una antigüedad de entre 800.000 a 230.000 años. Se parece mucho al Homo Ergaster, pero tiene mayor capacidad craneal (750-1.300 cc). Los ejemplares de Java y China difieren en algunos aspectos, considerándose como dos subespecies, el Homo erectus erectus, para los primeros, y el Homo erectus pekinensis, para los segundos.

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP