miércoles, 14 de noviembre de 2007

El primer hominido chino vivio hace dos millones de años

El primer homínido chino vivió hace dos millones de añosEl Hombre de Wushan, que podría ser el primer Homo erectus chino, vivió cerca de la zona donde está actualmente la presa de las Tres Gargantas hace unos dos millones de años, según confirmaron pruebas practicadas a sus fósiles por expertos chinos.

"Varias técnicas de datación han corroborado que la capa geológica que contenía los fósiles del Hombre de Wushan data de entre 2 y 2,04 millones de años", señaló Huang Wanbo, catedrático del Instituto de Paleontología Vertebrada y Paleoantropología de Pekín, a la agencia oficial Xinhua.

Sin embargo, Huang considera que necesitan "más evidencias" para la datación. Su equipo realizó dos excavaciones (1997-99 y 2003-06) acompañado por expertos canadienses, británicos y franceses al yacimiento de Longgupo, en el distrito de Wushan, en Chongqing, cerca del lugar donde se construye la gigantesca Presa de las Tres Gargantas (suroeste).

Los restos fueron hallados en la década de los años 80 y desplazaron al que hasta entonces se creía que era el primer homínido chino, el Hombre de Yuanmou, descubierto en la provincia suroccidental china de Yunnan en los 60.

Los primeros análisis practicados a los fósiles de Yuanmou (dos incisivos) indicaban que tenían 1,7 millones de años de antigüedad, los más arcaicos hallados hasta entonces en Asia al ser datados en el Pleistoceno Temprano.

Pero pruebas más recientes del instituto pequinés los fecharon en unos 500.000-600.000 años (Pleistoceno Medio), por lo que sería un contemporáneo del Hombre de Pekín (cuyos restos fueron hallados en Longgushan y Zhoukoudian, cerca de la capital china, en 1921), ambos considerados Homo erectus (Hombre erguido)

Huang es prudente en cuanto a la datación de los fósiles del Hombre de Wushan que, de confirmarse, serían tanto o más antiguos que los restos fósiles de entre 1 millón y 1,8 millones de años descubiertos hasta ahora en África, Europa, Indonesia y Vietnam.

"Es un descubrimiento emocionante, porque puede reescribir la Historia", reflexiona el catedrático, quien anunció que tienen previsto efectuar una nueva expedición a Longgupo en 2008 para desenterrar más evidencias del Hombre de Wushan.

Los fósiles del Hombre de Wushan consisten en un fragmento del maxilar inferior, dos dientes incisivos y 230 herramientas de piedra. En el mismo estrato que los huesos y en otros superiores se hallaron fósiles de animales de 2 millones de años de antigüedad.

"Los hallazgos más importantes son muchas patas fosilizadas de animales, como elefantes, rinocerontes y ciervos, que encontramos en un área inferior a dos metros cuadrados", explica el paleoantropólogo. "No es natural que los fósiles, que son todos de extremidades, estuvieran dispuestos en capas en tan pequeño espacio. Sólo un animal con capacidad para pensar pudo ponerlos así", reflexiona.

El yacimiento está situado en un área accidentada que en el Pleistoceno estaba recubierta con una vegetación lujuriosa y un clima cálido y húmedo que propició la reproducción de varios vertebrados y mamíferos.

Huang dice que ése era el hábitat natural del Hombre de Wuhan, donde desarrollaba una vida primitiva de caza y recolección: "Al caer la noche, esos habitantes regresaban a la Cueva de Longgupo para disfrutar del fruto de su día de trabajo". El yacimiento de Longgupo está considerado uno de los mejor preservados del Paleolítico en toda Asia.

Hasta la década de 1970 se consideró que el origen del hombre estaba en el este de África, después de haber hallado en Kenia fósiles de los primeros homínidos, antecesores del Homo habilis. Teorías más recientes sugieren, sin embargo, que el Homo habilis y el Homo erectus pudieron ser distintos linajes coetáneos con un antecesor común.

Sé el primero en comentar

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP