sábado, 16 de junio de 2007

Secuencian genoma no estudiado en la mosca de la fruta

Mosca de la fruta

Un equipo con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha secuenciado en la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster) una parte del genoma no estudiada hasta el momento, la heterocromatina, que supone el 30% de su genoma completo.

La estrategia propuesta en el trabajo, que publica la revista Science podría ser aplicada también a los cromosomas humanos, en los que la heterocromatina supone el 20% del genoma.

Los investigadores del CSIC Alfredo Villasante y María Méndez-Lago, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid), participan en este proyecto internacional. De los 20 millones de bases susceptibles de secuenciación en la heterocromatina de los cromosomas de la mosca, los autores han descrito 15.

Villasante afirma: “La secuencia de los genomas de animales y plantas depositada en la actualidad en las bases de datos es incompleta, porque corresponde únicamente a la región cromosómica que contiene la mayoría de los genes, la eucromatina”. Y precisa: “El resto del genoma, 20% en humanos, 30% en la mosca de la fruta y más del 50% en otras muchas especies, forma parte de la heterocromatina”.

El investigador del CSIC aclara que la naturaleza de estas regiones cromosómicas, enriquecidas en secuencias repetidas, dificulta su proceso de secuenciación. Sin embargo, añade, la heterocromatina juega un papel crucial en cuestiones fundamentales, como la correcta segregación de los cromosomas durante la división celular, la organización de éstos en el núcleo de la célula, o el control de la expresión de gran parte de los genes.

Villasante explica las principales conclusiones del trabajo: “La estrategia descrita demuestra que es posible conseguir información de las regiones ricas en repeticiones de los genomas complejos, incluyendo el genoma humano”. Esta información, a juicio del científico del CSIC, será fundamental para el estudio de la expresión génica de cada tipo celular del organismo, así como para la potencial construcción de cromosomas artificiales.

El trabajo del equipo que dirige Villasante ha consistido en la identificación y localización cromosómica de clones con secuencias repetidas. Esta misión se ajustaba a su línea de investigación, centrada en una de las regiones ricas en repeticiones del genoma: los centrómeros. A través de ellos, los cromosomas interaccionan con el citoesqueleto de la célula para propiciar su correcta separación en cada división celular.

Sé el primero en comentar

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP