domingo, 15 de abril de 2007

Antiguo observatorio solar en Peru

Foto: Ivan GhezziLos calendarios solares y los cultos al Sol formaron parte importante de la cultura indígena americana. Ahora, un nuevo descubrimiento en Chanquillo, localidad del Valle de Casma en el desierto costero de Perú, revela la antigüedad en casi 2.000 años de los cultos del Sol en esta región, mucho más que lo estimado hasta ahora.

Una línea de estructuras conocidas como las Trece Torres se extiende de norte a sur en una colina baja en Chanquillo, un centro ceremonial que data del siglo cuarto a. de C. Desde puntos evidentes de observación en cualquiera de los lados, las torres forman un horizonte "dentado" que abarca los arcos de salida y puesta del Sol a lo largo del año, indicando su uso en observaciones solares.

"Chanquillo puede ser el calendario solar más antiguo que como tal puede identificarse con entera confianza en América", afirma Ivan Ghezzi (de la Pontificia Universidad Católica del Perú), coautor, junto con Clive Ruggles (de la Universidad de Leicester), de este estudio sobre el hallazgo.

La investigación, iniciada en el año 2000, contó con la colaboración de equipos de voluntarios del Instituto Earthwatch, los cuales ayudaron a Ghezzi en Chanquillo durante tres años, en tareas de excavación que apoyaran la novedosa importancia de este sitio en los antiguos cultos solares. Ghezzi y sus colaboradores cartografiaron las Trece Torres consignando sus alineaciones, y excavando en la ubicación del "observatorio solar" al oeste. Los voluntarios del Earthwatch también tomaron muestras de la madera de los dinteles, con sus bien conservados anillos originales de crecimiento de los árboles, que ayudaron a fechar el sitio.

Se han encontrado muchos emplazamientos indígenas americanos que contienen una o varias orientaciones solares aparentes, pero Chanquillo proporciona un juego completo de marcadores del horizonte y dos puntos de observación indiscutibles.

Foto: Ivan GhezziPlazas cercanas a las Trece Torres aparentemente constituían áreas de asientos para las personas que participaban en las fiestas y rituales públicos directamente relacionados con las observaciones solares. Sin embargo, los puntos de observación parecen haber estado restringidos sólo para individuos con un estatus especial. Esto, y las estatuillas de cerámica de guerreros encontradas en el lugar, sugieren la autoridad de una elite formada por una minoría. Como en el imperio inca dos milenios después, el culto al Sol y la cosmología asociada pudieron haber ayudado a legitimar esa autoridad.

Chanquillo se construyó aproximadamente 1.700 años antes de que los incas comenzaran su expansión. Aunque no hay ninguna relación histórico-cultural directa entre las Trece Torres de Chanquillo y los pilares del sol del Cuzco, son análogos como marcadores del horizonte para propósitos del calendario. Ahora sabemos que estas prácticas son bastante más antiguas y que estaban ya muy desarrolladas en la época de Chanquillo.

1 Comentario:

Seguidores

Google+ Followers

Datos personales

Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP